Destacamos el esfuerzo realizado para garantizar que los centros escolares sean seguros

https://www.comunidad.madrid/sites/all/themes/drpl/logo.pngComunidad de Madrid
jcr149

La Comunidad de Madrid ha resaltado el esfuerzo realizado en el inicio de curso para “garantizar que los centros sean lugares seguros donde se imparta una educación de calidad”. Así lo ha puesto de manifiesto el consejero de Educación y Juventud, Enrique Ossorio durante su comparecencia en la Asamblea de Madrid, donde ha reconocido que “tenemos por delante un curso muy complicado, pero Madrid tiene que mirar hacia adelante”. En su opinión, “todos estamos de acuerdo en que la educación presencial es esencial para no perder a una generación de alumnos desde el punto de vista académico”.

https://www.comunidad.madrid/sites/default/files/img/colectivos/shutterstock_1736145332_0.jpg31002067 Niños con mascarillas
16 septiembre 2020

Durante su intervención, Ossorio ha recordado que la Comunidad de Madrid fue una de las primeras comunidades autónomas en presentar la estrategia de inicio de curso, “con cuatro escenarios alternativos que se podrían adaptar a cualquier circunstancia, en respuesta a la pandemia y que una vez transformados en instrucciones fueron enviadas el 9 de julio a los centros educativos”.

El titular de Educación ha explicado que el curso ha dado comienzo en el escenario II, que consiste principalmente en impartir educación presencial en las etapas de Infantil, Primaria, Especial y 1º y 2º de ESO, así como educación presencial parcial para 3º y 4º de la ESO, así como a 1º y 2º de Bachillerato y FP.

El responsable regional de Educación ha hecho referencia al incremento del presupuesto en esta materia ante la evolución del COVID-19 y ha subrayado que “no hemos escatimado a la hora de poner recursos al servicio del sistema educativo”, como lo demuestra el hecho de haber dotado para este trimestre un presupuesto de 370 millones de euros”.

Sobre el inicio del curso escolar, el consejero de Educación ha resaltado que “a “a lo largo de estos días el número de incidencias ha sido relativamente bajo, las cosas están yendo prudentemente bien, a pesar de la situación tan extraordinaria y difícil que estamos viviendo”.

En este sentido, Ossorio ha resaltado el esfuerzo “ímprobo” que están realizando los equipos directivos, profesores y el resto de personal de los centros, así como los ayuntamientos, “que han puesto a nuestra disposición las instalaciones municipales”, y las familias, “que están confiando en el sistema y procurando que sus hijos cumplan los protocolos. A todos ellos se lo agradezco muchísimo”, ha enfatizado.

Entre relación a otros datos vinculados al comienzo del curso, Ossorio ha destacado que cerca del 94% de las familias (93,97%) han podido escolarizar a sus hijos en el centro elegido como primera opción; que el  84,1% de los alumnos madrileños estudian en centros sostenidos con fondos públicos, o que hay 13.385 niños más matriculados respecto al curso pasado, “pese a que Comisiones Obreras acusó a la Comunidad de Madrid de destruir 14.000 plazas escolares en la educación pública”.  

En cuanto a Educación Infantil, el consejero ha subrayado el récord de escolarización en la etapa de 0 a 3 años, que alcanza el 56,1%, y que, a la espera de los datos del País Vasco, es la tasa más alta de España. Asimismo, ha resaltado que por primera vez en la historia el número de alumnos en escuelas infantiles públicas de la Comunidad supera al de las privadas, gracias a que el 87,7% de las familias madrileñas cuentan con financiación pública.

Medidas por el COVID-19

El consejero de Educación y Juventud también se ha referido a la adopción de medidas en los centros educativos por el COVID-19, como la contratación de alrededor de 11.000 maestros y profesores, con lo que se supera la cifra de 60.000 docentes en la educación pública, la mayor cifra de su serie histórica; la adquisición de 70.000 dispositivos electrónicos y 6.000 cámaras de vídeo para eliminar la brecha digital; el refuerzo de la plataforma tecnológica EducaMadrid, o la puesta a disposición de los docentes y alumnos de un currículo digital en español e inglés de las asignaturas troncales, así como una biblioteca digital.

Además, entre las decisiones adoptadas para mejorar la seguridad en la comunidad educativa, se puso en marcha la realización de casi 100.000 test serológicos entre profesores y personal de administración y servicios, o la contratación de 150 enfermeros para los centros educativos, que se sumarán a los 400 que ya existen en plantilla.