Coordinamos a más de 50.000 efectivos de los Cuerpos de Seguridad y Emergencias durante el COVID19

https://www.comunidad.madrid/sites/all/themes/drpl/logo.pngComunidad de Madrid
RPP51

La Comunidad de Madrid está coordinando un dispositivo de seguridad y emergencias que ha movilizado a más de 50.000 efectivos ante la crisis provocada por COVID-19 desde el decreto de estado de alarma. Así lo ha detallado hoy el consejero de Justicia, Interior y Victimas, Enrique López, en la Asamblea de Madrid donde ha hecho balance del Plan Territorial de Protección Civil (PLATERCAM), activado por el Ejecutivo regional el pasado 13 de marzo para hacer frente a la gestión de la crisis sanitaria provocada por la propagación del coronavirus.

https://www.comunidad.madrid/sites/default/files/img/objetos/shutterstock_1534224269.jpg59763992 Herramientas de bomberos Madrid
07 mayo 2020

López ha explicado que, desde esa fecha, y tras la posterior declaración del estado de alarma por parte del Gobierno central, la Comunidad de Madrid a través de la Agencia de Seguridad y Emergencias Madrid 112 (ASEM112), que depende de su departamento, ha coordinado un dispositivo de seguridad y emergencias que ha movilizado a más de 50.000 efectivos.

En conjunto, la Consejería de Justicia, Interior y Víctimas se ha encargado de organizar desde el centro de coordinación de la ASEM112 y en colaboración con la consejería de Sanidad y la Delegación de Gobierno, el trabajo de las Policías Locales de los municipios de la región; de las 96 agrupaciones de Protección Civil; de los Cuerpos de Bomberos de la Comunidad, Agentes Forestales y gestores de emergencias; así como de la Policía Nacional, la Unidad Militar de Emergencias, la Guardia Civil, el SUMMA, el SAMUR, los Bomberos y Policía Municipal de Madrid, la Guardia Real, Cruz Roja y Médicos Sin Fronteras.

Material de protección 

López ha mostrado el “agradecimiento” del Gobierno y los madrileños al trabajo de estos profesionales así como “el orgullo” por la labor desempeñada por los trabajadores de ASEM112 y de su consejería. Tras calificar la crisis como una “experiencia muy dura y terrible”, el consejero ha recordado a las miles de víctimas de la pandemia y ha pedido disculpas: “Con un balance de tantos fallecidos, no caben triunfalismos ni hay medallas que repartir”, ha reconocido. Ha querido, eso sí, defender la gestión del Gobierno de la Comunidad, que ha practicado “políticas de Estado, desde sus competencias y con lealtad, siempre atendiendo el interés general de la nación”. “Nunca hemos abdicado de nuestra responsabilidad”, ha subrayado.

Desde el inicio de la crisis sanitaria, la Comunidad de Madrid activó en la ASEM112 un Centro de Coordinación y puso en funcionamiento el centro logístico en las instalaciones del Instituto para la Formación Integral en Seguridad de la Comunidad de Madrid (IFISE). Desde allí canaliza y distribuye material de protección procedente de las donaciones realizadas por la sociedad civil, de las intervenciones de la policía y la Guardia Civil y de las compras hechas en China por el Gobierno regional.

Gracias a esta organización logística, la Comunidad de Madrid ha llevado a cabo 4.257  entregas de material de protección, 3.400 de ellas en residencias, centros que reciben material cada cuatro días. En conjunto, desde el IFISE se ha hecho entrega de 2,2 millones de pares de guantes; 1,8 millones de mascarillas quirúrgicas y 555.000 mascarillas FPP2; 142.000 calzas, 14.000 gorros; 47.000 trajes; 65.000 batas y 33.000 gafas, entre otros equipos.

La activación del PLATERCAM ha incluido la puesta en marcha del Plan de Choque en residencias, que ha frenado la propagación de la enfermedad en estos centros y, hasta el momento, se ha saldado con la revisión de 550 residencias.

Esta intervención, dirigida por la consejería de Sanidad y en la que también participa la consejería de Políticas Sociales, cuenta con equipos multidisciplinares de acción rápida que permiten localizar focos del virus y sofocarlos con eficiencia. Hasta el momento, se han realizado 384 reconocimientos ‘ligeros’; 260 reconocimientos ‘pesados’; 64 seguimientos y al menos 356 desinfecciones específicas de residencias.

Por otra parte,  unos 50 miembros de la Bomberos de la Comunidad de Madrid han dado apoyo logístico y organizativo al almacén del hospital de Ifema, ya desmontado, y han realizado labores de desinfección de vehículos en los puntos instalados en Ifema y el IFISE. En total, se han desinfectado 1.125 ambulancias y vehículos sanitarios.  

Estos profesionales han debido adaptar su trabajo a la crisis, asumiendo tareas nuevas, sin descuidar los planes de contingencia de los servicios de seguridad y emergencias, que aseguran la prestación de los servicios en caso de que surjan emergencias al margen del coronavirus.

Así, los Agentes Forestales, además de vigilar zonas de recreo y forestales para hacer cumplir el estado de alarma, han colaborado en la entrega de medicación a personas enfermas y han visitado a población residente en zonas remotas de la región.

También los gestores de emergencias del 112 han debido afrontar un aumento importante del número de emergencias relacionadas con el virus. De hecho, desde el inicio de la crisis sanitaria, este servicio, que ha contado con el apoyo de un centro remoto de llamadas, ha gestionado 54.000 expedientes sobre consultas y alertas sanitarias relacionadas con el COVID-19.

Gracias al esfuerzo y  compromiso de estos trabajadores, y a las decisiones organizativas adoptadas por la dirección de la ASEM112, se ha podido atender el resto de emergencias con eficacia. 

Por último, la gran mortalidad generada por el coronavirus y el aumento de la presión sobre los servicios funerarios llevó al Ejecutivo regional a activar y poner en funcionamiento tres depósitos de cadáveres provisionales con el apoyo de la UME, y la intervención de empleados públicos de la Consejería de Justicia, Interior y Víctimas y de los Bomberos de la Comunidad.

Estos últimos realizaron labores de retirada de cuerpos desde las residencias. En concreto, el Parque de Bomberos de Las Rozas trasladó 157 fallecidos; el Parque de Bomberos de Fuenlabrada trasladó 9 y el de Leganés retiró 19.

Estos fallecidos se trasladaron, entre otros lugares, al Palacio de Hielo de Madrid y el Palacio de Hielo de Majadahonda, ambos ya clausurados, y al Instituto de Medicina Legal, todavía en uso. Estas infraestructuras han recibido los restos de 1.900 víctimas (1.146, 162 y 592, respectivamente).