La Comunidad de Madrid pide que no se tire por la borda el talento femenino

https://www.comunidad.madrid/sites/all/themes/drpl/logo.pngComunidad de Madrid
ceg25

La Comunidad de Madrid quiere que no se tire por la borda el talento femenino y que las mujeres se decanten por estudios denominados STEM (Ciencia, Tecnología, Matemáticas e Ingeniería). Así lo ha hecho saber hoy el consejero de Ciencia, Universidades e Innovación, Eduardo Sicilia, en el acto conmemorativo del Día Internacional de la mujer y la niña en la Ciencia, donde ha pedido “no tirar por la borda el talento femenino” y acabar con las barreras que hacen que las mujeres no se decanten por enseñanzas relacionadas con materias STEM. Según los últimos estudios, las chicas siguen siendo la cuarta parte los nuevos matriculados en este tipo de estudios.

https://www.comunidad.madrid/sites/default/files/img/personalidades/img_3825.jpg30002000Día Internacional de la mujer y la niña en la Ciencia
11 febrero 2020

Eduardo Sicilia ha subrayado que no estamos en un buen momento para las vocaciones STEM –que están descendiendo en el cómputo global de chicos y chicas- y ha recordado que se calcula que entre un 42 y un 49% de los trabajos relacionados con las ciencias físicas, químicas, matemáticas e ingenierías se quedarán sin cubrir en la próxima década. Por ello, ha asegurado que “ante ese enorme reto, es absolutamente imprescindible la plena participación de las mujeres”. 

Dentro de las profesiones más demandadas y que actualmente no se cubren sus vacantes, se encuentran por ejemplo científico de datos y big data, responsable de Usabilidad, técnico de SEO, director de operaciones tecnológicas, o experto en blockchain, entre otras.

El consejero de Ciencia, Universidades e Innovación ha abogado por fomentar las vocaciones en física, matemáticas, ingenierías o computación, así como por impulsar el liderazgo de las mujeres en los equipos de investigación, en todos los ámbitos de la ciencia.

En este sentido, ha recordado que “las cosas están cambiando”, ya que antes, en las convocatorias de investigación, una baja por maternidad o un periodo de atención a una persona dependiente significaba volver a la casilla de salida, y esto penalizaba más a los hombres que a las mujeres. “Ahora no; los méritos suman, aunque se realicen en periodos discontinuos”, ha dicho. 

Según los últimos datos de 2019, el 43,5% del total de beneficiarios de las ayudas a proyectos de investigación realizados por redes de grupos han sido mujeres, “si bien aquí se produce también la cojera STEM”, pues fueron un 56,4% en salud y biomedicina, frente a un 37% en el área tecnológica.

Además, el Programa de Captación del Talento Internacional de la Comunidad de Madrid ofrece también datos alentadores, de cambio de tendencia: en su primer año de funcionamiento (2016) un 30% de los contratados fueron mujeres, y en la convocatoria de 2019 han llegado al 43%.

Eduardo Sicilia ha defendido la necesidad de referentes, “de roles femeninos en los que mirarnos todos”, y ha puesto como ejemplo a Margarita Salas, a la que ha calificado de referente de primera línea en el terreno de la biomedicina.