Más de 1.100 alumnos participan en una iniciativa para acercarles al mundo de la Justicia

https://www.comunidad.madrid/sites/all/themes/drpl/logo.pngComunidad de Madrid
RPP51

Más de 1.100 alumnos madrileños han participado en el proyecto ‘Embajadores de la Justicia’, una iniciativa de la delegación madrileña de la Asociación Judicial Francisco de Vitoria (AJFV) en colaboración con la Comunidad de Madrid y que tiene como objetivo acercar el mundo judicial a los jóvenes de una forma directa, cercana y amena. La actividad ha consistido en charlas de jueces y magistrados de las que han podido disfrutar los estudiantes de 3º y 4º de Educación Secundaria de 12 centros docentes públicos de la región.

https://www.comunidad.madrid/sites/default/files/img/objetos/hammer-719066_1280.jpg1280960justicia
02 enero 2020

Uno de los principales fines de este proyecto ha sido desmontar estereotipos y prejuicios sobre la Justicia en un colectivo tan sensible como el de los jóvenes, que han podido comprobar de primera mano que los jueces son personas normales, que desarrollan una labor muy importante y necesaria para la sociedad. Esto se suma al potencial prescriptor de estos más de mil alumnos hacia sus respectivos entornos familiares, lo que amplía todavía más el alcance de ese mensaje.

También, y a petición de los propios centros, las charlas se han orientado hacia las cuestiones que más afectan e interesan a este sector de la población y sus respectivos entornos, como el acoso escolar, la igualdad de género o las malas prácticas relacionadas con el uso de nuevas tecnologías y redes sociales, entre otras.

Además, se ha entregado a los estudiantes un dispositivo USB con información complementaria que incluye un ejemplar de la Constitución Española de 1978, infografías con expresiones curiosas y profesiones judiciales, un Código Penal para Adolescentes elaborado por un magistrado de la AJFV para explicar a los jóvenes cómo algunas prácticas se convierten en delito al cumplir 18 años y dos vídeos sobre ‘¿Qué hacen los jueces?’ y ‘Consejos para la Familia’.

Esto ha permitido que varios centros docentes hayan ampliado la experiencia antes y después de las propias charlas a través de contenidos y formatos propios, como redacciones, debates y otras actividades complementarias.

Profesores, alumnos y los magistrados han coincidido en que ha sido una experiencia muy enriquecedora y muchos de los institutos ya han expresado su interés por repetirla en más ocasiones.