Trabajamos con entidades de reciclaje y recuperación en los nuevos usos del papel y el cartón

https://www.comunidad.madrid/sites/all/themes/drpl/logo.pngComunidad de Madrid
nyb1

La Comunidad de Madrid apuesta por la economía circular en el proceso de reciclado y nuevos usos para el papel y el cartón. Así lo ha destacado hoy la consejera de Medio Ambiente, Ordenación del Territorio y Sostenibilidad del Gobierno regional, Paloma Martín, en la inauguración del 11º Congreso de Reciclaje de Papel, que se celebra bajo el lema ‘Nuestro Papel en el Futuro’ y donde ha estado acompañada por el presidente de la Asociación Española de Recicladores Recuperadores de Papel y Cartón (REPACAR), Manuel Fernández.

https://www.comunidad.madrid/sites/default/files/img/personalidades/la_comunidad_trabaja_con_entidades_de_reciclaje_y_recuperacion_en_los_nuevos_usos_del_papel_y_el_carton.jpg38952341la consejera de Medio Ambiente, Ordenación del Territorio y Sostenibilidad del Gobierno regional, Paloma Martín
30 octubre 2019

La consejera ha ensalzado la importante labor que foros como la undécima edición de REPACAR realizan ya que “son un auténtico referente en la materia por su compromiso con el reciclaje y el desarrollo sostenible” y ha explicado la apuesta de la Comunidad de Madrid por trabajar con entidades de reciclaje y recuperación en los nuevos usos del papel y el cartón.

En este sentido, Martín ha subrayado que la Comunidad potenciará la recuperación y el reciclado del papel y cartón para contribuir a la disminución de las emisiones de CO2, así como mejorar los sistemas de recogida selectiva de papel y cartón. Además, se perfeccionará la recogida de papel en aquellos ámbitos donde se utiliza en mayor medida, como oficinas, colegios, universidades proporcionando documentos de autodiagnóstico para detectar necesidades en sus parques contenedores.

Asimismo, en la propia Administración regional se mejorará la recogida separada para dar ejemplo. También se implantarán programas de información, formación y prevención para minimizar la generación de residuos en origen, a través de campañas en medios de comunicación, edición de manuales y guías prácticas para potenciar la educación ambiental. Acabar con la condición de residuo para el papel será una de las prioridades para avanzar en el mercado de materias primas secundarias fomentando la economía circular.

Estas serán algunas de las líneas desde las que se trabajará en la Consejería de Medio Ambiente, Ordenación del Territorio y Sostenibilidad para “liderar la transición hacia una economía circular basada en un modelo de producción y consumo mucho más sostenible donde el papel y el cartón serán recursos valiosos y se reintroduzcan en el ciclo productivo”, ha señalado la consejera.

En este sentido, se reforzará la inspección, el control y la vigilancia ambiental con el fin de hacer frente al intrusismo y la competencia desleal a través del Plan de Inspección Medioambiental 2017-2020, de seguimiento y control de residuos.

Por último, Martín ha asegurado que se impulsará “un marco regulatorio que cuente con todos los agentes implicados y que promueva la implantación de buenas prácticas en todas las fases de la gestión del residuo e impulse la transformación circular”.

El reciclaje del papel y cartón como generador de empleo sostenible

En la Comunidad de Madrid cada madrileño genera una media de 58 kilos de papel y cartón al año y más del 25% se recogen a través de los contenedores habilitados para ello en la vía pública. Además, los datos de recogida separada de envases de este tipo de residuo se incrementaron en un 12% respecto a 2017. Y es que la recogida selectiva se consolida como una tendencia sostenida, por lo que el trabajo coordinado con entidades de recuperación y reciclaje se hace cada vez más necesario para mejorar estos datos.

La consejera ha destacado que dichas entidades “constituyen un sector eficiente, altamente especializado e innovador que desempeña un papel estratégico en la transición hacia la economía circulara, al transformar los residuos en materias primas secundarias que son reintroducidas en los ciclos económicos”.

De esta manera, se reduce el impacto ambiental asociado a la producción de pasta de papel virgen y la cantidad de residuos a gestionar al tiempo que generan empleo verde y crecimiento económico, tal y como ha resaltado la consejera. “Hablamos de 6.000 puestos de trabajo directo y más de 18.000 indirectos, con una facturación cercana a los 2.500 millones de euros”, ha concluido.