Apoyamos a entidades sociales que trabajan en la inclusión de perceptores de Renta Mínima

https://www.comunidad.madrid/sites/all/themes/drpl/logo.pngComunidad de Madrid
ceg25

La Comunidad de Madrid va a destinar 4,9 millones de euros para la convocatoria de subvenciones a entidades sociales sin ánimo de lucro que lleven a cabo durante este año proyectos dirigidos a integrar a los perceptores de la Renta Mínima de Inserción (RMI).

https://www.comunidad.madrid/sites/default/files/img/profesiones/shutterstock_426703636.jpg57603840Cocineros
23 abril 2019

El objeto de estas ayudas, que se financian entre el Fondo Social Europeo y la Comunidad de Madrid al 50 % y cuya convocatoria ha aprobado hoy el Consejo de Gobierno regional, es apoyar a estas entidades para que desarrollen acciones de inclusión activa y de mejora de la empleabilidad de las personas en situación o en riesgo de exclusión social.

En función de las características y nivel de empleabilidad del grupo de personas al que van destinados, hay proyectos dirigidos a personas en situación de exclusión social grave y con un bajo nivel de empleabilidad, tales como personas sin hogar y jóvenes en situación de exclusión social extrema. Estos requieren llevar a cabo acciones que garanticen unas condiciones mínimas de alojamiento, manutención o formación en habilidades personales mediante una intervención intensiva, como paso previo e indispensable para su incorporación sociolaboral.

Asimismo, hay otros proyectos dirigidos a la mejora de las condiciones sociales y laborales de personas en situación o riesgo de exclusión social moderada, con un nivel de empleabilidad medio-bajo. Por ejemplo, el pasado año se financiaron por parte de la Comunidad de Madrid -que aportó 4,7 millones de euros- casi un centenar de proyectos como talleres de inserción laboral o acciones dirigidas a personas sin hogar, población gitana, jóvenes, inmigrantes, mujeres en riesgo de exclusión, personas reclusas o exreclusas o LGTBI. 

La convocatoria de subvenciones posibilita que los proyectos puedan desarrollarse hasta el 31 de diciembre del ejercicio siguiente, si bien deben iniciarse este año, el de la convocatoria.

La mayoría de los proyectos incluyen, además, actividades de seguimiento y apoyo en la búsqueda de empleo y prospección empresarial, si bien algunos prevén, además, acciones de formación específica para favorecer la empleabilidad.