Destinamos a comprar combustible para las Bescam y los agentes forestales 1,3 millones

https://www.comunidad.madrid/sites/all/themes/drpl/logo.pngComunidad de Madrid
cms-sys-admin

PARA 487 VEHÍCULOS DURANTE EL ÚLTIMO TRIMESTRE DEL AÑO Y 2018

Vamos a destinar 1,38 millones de euros al suministro de combustible a los vehículos dependientes de la Dirección General de Seguridad, es decir, los de las Brigadas Especiales de Seguridad de la Comunidad de Madrid (Bescam), los del Cuerpo de Agentes Forestales y los propios de la Dirección General, desde el próximo 1 de octubre y hasta el 31 de diciembre de 2018, según un acuerdo aprobado hoy en Consejo de Gobierno.

18 julio 2017

En total se atienden las necesidades de combustible de un parque de 487 vehículos de la Dirección General de Seguridad. En el caso de las Bescam se financiará el combustible de 400 vehículos (273 automóviles patrulleros y 127 motocicletas), por un importe máximo de 1,11 millones de euros. La Comunidad ya aprobó, el pasado mes de diciembre, una partida de 68,4 millones para financiar la dotación de medios personales de las Brigadas durante 2017.

Las Bescam están integradas por efectivos de los cuerpos de Policía Local de los municipios adheridos a este proyecto, que se dedican, exclusivamente, a tareas de seguridad ciudadana y de prevención de la delincuencia. La Comunidad de Madrid colabora en la financiación de sus retribuciones y seguridad social, así como en la de los medios materiales y técnicos que precisan para el desarrollo de sus funciones. En la actualidad, están compuestas por un total de 2.059 agentes pertenecientes a 109 municipios madrileños.

En el caso del Cuerpo de Agentes Forestales, se van a destinar 247.941 euros para el combustible de 67 vehículos, mientras que para los 20 vehículos adscritos a la Dirección General de Seguridad (18 automóviles y 2 motocicletas) el coste previsto es de 23.858 euros.

El suministro de combustible se efectuará en las estaciones de servicio que integran la red de la empresa adjudicataria, mediante la utilización de tarjetas de banda magnética.