Hematología del Hospital 12 de Octubre demuestra la eficacia de una nueva terapia en pacientes con mieloma múltiple refractario, y que presentan recaída y mal pronóstico

PARTICIPA EN ESTE ENSAYO CLÍNICO PUBLICADO EN 'NEW ENGLAND JOURNAL OF MEDICINE'

El Servicio de Hematología y Hemoterapia del Hospital Universitario 12 de Octubre ha participado en un ensayo clínico internacional que demuestra la eficacia de una nueva terapia para pacientes con mieloma múltiple refractario -que no responden a terapia convencional - y que presentan recaída y mal pronóstico, tras haber recibido al menos tres líneas de tratamiento anteriores sin éxito. Además, es fácil de administrar, ya que se inyectan dos dosis de forma subcutánea una vez a la semana, lo que supone una gran ventaja frente a otro tipo de terapias mucho más complejas.

Hematología participa en ensayo clínico internacional sobre mieloma múltiple
12 julio 2022

El nuevo tratamiento consiste en una proteína tipo anticuerpo monoclonal que reconoce las células cancerígenas y las une a los linfocitos T para que las destruyan. Teclistamab es un anticuerpo monoclonal bi-específico que ha proporcionado una respuesta positiva y duradera en este perfil de pacientes. Hasta ahora las terapias dirigidas a detener la progresión de la enfermedad después de recibir tratamiento sin éxito han sido limitadas y los resultados no muy esperanzadores. 

Las conclusiones del ensayo, en el que han participado 35 centros sanitarios de nueve países, han sido publicadas en la prestigiosa revista científica New England Journal of Medicine. Los resultados de la administración del nuevo tratamiento, que en el caso del Hospital 12 de Octubre fue administrado en la Unidad CRIS de Ensayos Clínicos en Fase Temprana, son muy prometedores, con una alta tasa de respuesta positiva en más del 60 por ciento de los 165 pacientes sometidos a estudio y una tasa de respuesta todavía más completa en casi el 40 por ciento, con un tiempo medio de duración que superó los 18 meses. 

Su tolerancia es muy buena, aunque en algunos casos presentó efectos adversos como bajada de defensas y aumento del riesgo de infecciones, síndrome de liberación de citoquinas y neurotoxicidad. Los pacientes participantes en el ensayo tenían 18 años de edad o más, con un diagnóstico documentado de mieloma de recaída o refractario, según los criterios del Grupo Internacional de Trabajo de Mieloma. 

El ensayo, patrocinado y diseñado por la compañía farmacéutica Janssen, se ha dividido en dos fases. La fase una tuvo una duración de 21 días y, la 2, no tuvo límite, ya que los pacientes siguieron recibiendo Teclistamab hasta que se comprobó una nueva progresión de la enfermedad, toxicidad inaceptable, revocación del consentimiento, fallecimiento o final del estudio –establecido en 2 años después de la administración de la primera dosis en el último paciente inscrito-. 

En cuanto a las fechas del estudio, del 3 de marzo de 2020 al 13 de agosto de 2021 un total de 165 pacientes se inscribieron en estos 35 centros sanitarios para recibir Teclistamab en la dosis recomendada. De ellos, 40 pacientes se inscribieron en la fase 1 y 125 continuaron también en la fase 2. La mediana de edad fue de 64 años y la mediana de tiempo entre el diagnóstico y  la primera dosis fue de 6 años. Antes del ingreso en el ensayo, 148 pacientes presentaban resistencia a la línea de tratamiento a anterior, 128 tenían enfermedad refractaria de triple clase y 50 tenían enfermedad refractaria a los penta-fármacos.

Respecto a la respuesta al tratamiento, la mediana de tiempo hasta la primera respuesta fue de 1,2 meses y la mediana de tiempo hasta una mejor respuesta fue de 3,8 meses. Entre los 65 pacientes que tuvieron una respuesta completa, 30 no presentaban  enfermedad residual mínima. Las respuestas fueron duraderas y se mantuvieron en el tiempo. La mediana de la duración de la respuesta fue de 18,4 meses. 

Una oportunidad terapéutica

El mecanismo de acción de Teclistamab es distinto del de otras terapias disponibles, especialmente si se contextualiza con terapias nuevas y emergentes para mieloma múltiple, como las terapias CAR-T que se suministran por centros de atención superespecializada a los que no todos los pacientes que tienen esta enfermedad en el mundo tienen acceso. Por eso, los resultados del ensayo pueden suponer una oportunidad terapéutica en países que no disponen de este tipo de centros. 

“Este tipo de tratamientos va a revolucionar el tratamiento del mieloma múltiple y ya se están realizando ensayos clínicos en fases precoces de la enfermedad”, asegura el doctor Joaquín Martínez López, jefe de servicio de Hematología y Hemoterapia del Hospital 12 de Octubre y participante en el ensayo.