Tarjeta credito

Tarjetas bancarias: precauciones y uso seguro

Las tarjetas bancarias constituyen uno de los instrumentos de pago que han adquirido mayor importancia en los últimos años.

El pago con tarjeta de crédito o débito se ha convertido en algo casi imprescindible, ya sea en comercios, al contratar algún servicio o en transacciones a través de Internet. Por ello es importante tener en cuenta algunas precauciones durante su uso para evitar sufrir posibles usos fraudulentos.

Con más de 300 millones de unidades en circulación en toda Europa y un volumen anual de transacciones superior a los 18.000 millones de euros, las tarjetas de pago constituyen hoy en día uno de los más importantes instrumentos de pago al por menor de la Unión Europea.

El consumidor debe saber que, según la legislación vigente, las empresas no pueden cobrar ningún recargo adicional cuando el consumidor o usuario utilice para pagar un producto o un servicio una tarjeta de débito o crédito.

Está permitido que los comercios establezcan una cantidad mínima para poder abonar las compras con tarjeta, pero, de ser así, deben avisarlo en un lugar perfectamente visible, indicando la cantidad mínima a partir de la que se puede pagar con tarjeta.

Si en un establecimiento que tiene disponible el cobro con tarjeta, por alguna avería en el sistema de cobro temporalmente no dispusiera de este medio de pago, ha de avisar a los usuarios de que existe una incidencia antes de que realicen las compras o consumiciones.

 

Recomendaciones generales

  • Guarde con precaución sus datos bancarios y el número secreto de sus tarjetas. Memorícelo y procure que no coincida con datos que se puedan obtener fácilmente, como su fecha de nacimiento, números correlativos, u otros fáciles de averiguar y no lo anote nunca en la tarjeta o junto a ésta.
  • Verifique las compras que realiza con su tarjeta periódicamente y revise los cargos con el extracto del banco para contrastar los movimientos que se han realizado. Si descubre que hay cargos por compras no realizadas, informe de inmediato a su entidad.
  • Su entidad bancaria puede entregarle su tarjeta de débito o crédito en la oficina de la sucursal bancaria y también podría enviársela por correo a su domicilio. En cualquier caso, usted tendrá que activarla siempre antes del primer uso por lo que, hasta que lo haga, la tarjeta será inservible.
  • El número secreto de la tarjeta se lo entregarán en un sobre cerrado en la sucursal bancaria o bien, lo tendrá disponible en la Oficina Virtual de la entidad. Si usted olvidara o bloqueara el número secreto tendría que acudir personalmente a la entidad y acreditar su identidad para que le proporcionen uno nuevo. No le pueden dar esa información de ninguna otra forma, únicamente al titular de la tarjeta y en persona.

 

Sacar dinero en efectivo

  • Su entidad bancaria debe poner a su disposición la información sobre cobro de comisiones en cajeros ajenos.
  • Al sacar dinero en efectivo de un cajero automático, en la pantalla se le informará de la comisión repercutida y antes de continuar, se le pedirá confirmación.
  • Al sacar dinero en cajeros automáticos, procure marcar su número secreto sin que nadie pueda verlo. Lo más conveniente es tapar el teclado con la mano mientras se marca.

Compras

  • Antes de poner el pin en el TPV, compruebe que el importe que figura en ésta coincide exactamente con el precio real del producto o servicio.
  • Tenga precaución al deshacerse del comprobante impreso que le facilita el cajero o los establecimientos después de sacar dinerorealizar consumiciones compras. Este resguardo contiene información sobre su tarjeta y datos personales, que podrían usarse para cometer con ellos algún acto fraudulento.
  • Algunas tarjetas disponen del pago inalámbrico, o ‘contactless’. Se indica con un logotipo en forma de ondas impreso en la tarjeta, y no es necesario introducirla en la ranura del TPV, sólo acercarla. Para compras de importe menor de 20 € no hace falta introducir el número secreto, así pues, hay que estar atentos a esta circunstancia, para que no se produzcan compras no deseadas. Esta característica de la tarjeta se puede desactivar o activar a voluntad, a veces, incluso, mediante la oficina virtual del banco emisor, o incluso desde la aplicación para móvil que tenga la entidad bancaria.
  • Muestre siempre su DNI aunque no se lo pidan, pues es una garantía de que la identidad de la tarjeta coincide con la de la persona que la está utilizando. Pero no entregue nunca este documento. El comerciante sólo necesita comprobar delante de usted que el nombre de su DNI coincide con el de la tarjeta.
  • Si usted recibe una tarjeta de crédito o débito sin haberla solicitado, hable inmediatamente con la entidad emisora y devuélvala. Verifique que no se le ha cobrado por el envío de esa tarjeta y, si ha habido algún cargo, pida el reintegro de esa cantidad.

 

Compras por Internet

  • Al hacer compras por internet, es muy frecuente pagar con tarjeta. Es seguro hacerlo, pero no olvide que para estas transacciones electrónicas únicamente le pueden pedir el número de la tarjeta para el cobro, pero nunca el número secretoEn ningún momento debe usted facilitar su número secreto a nadie.
  • En la parte trasera de las tarjetas viene impreso un código llamado CVV (‘Card Verification Value’) que se solicita para realizar compras online. Tenga en cuenta que, disponiendo únicamente del número de la tarjeta, la fecha de caducidad y este código, alguien no autorizado podría realizar compras a través de Internet o aplicaciones móviles, por lo que es recomendable que lo memorice y lo tache de la tarjeta.
  • Introduzca los datos de su tarjeta únicamente en páginas web cuya dirección comience por “https” y tengan un candado en la barra de direcciones del navegador:

Tarjetas bancarias

 

  • Las entidades bancarias, así como otros proveedores de pago, deberán aplicar la autenticación reforzada en las operaciones de sus clientes. Esta autenticación está basada en la utilización de dos o más elementos de identificación del usuario de la tarjeta. Algunas entidades envían un código por mensaje SMS a su móvil, que deberá introducir en la página web para finalizar la compra.
  • Cuando realice operaciones que impliquen el bloqueo de una determinada cantidad de dinero en la tarjeta, tiene derecho a conocer y debe autorizar siempre el importe exacto de dicho bloqueo.

 

Uso fraudulento y robo

  • Consulte con su entidad bancaria la posibilidad de que le envíen un mensaje SMS a su teléfono móvil cada vez que se realice algún cargo en su tarjeta. De esta forma podrá prevenir posibles fraudes y actuar con rapidez si fuera víctima de alguno.
  • Uno de los fraudes más comunes en relación al uso de tarjetas de crédito o débito es el conocido como 'phishing', que consiste en enviar correos al usuario en nombre de las entidades financieras con las que trabaja, donde se le solicitan sus claves de acceso personal, o el número secreto. Estos correos copian las versiones legítimas de bancos o entidades conocidas, por lo que podrían confundirse. Su entidad bancaria nunca le pedirá el número secreto de su tarjeta, y menos por correo electrónico. No haga caso de estos correos fraudulentos, y si en algún momento percibe algo sospechoso, póngase en contacto rápidamente con su entidad bancaria. Más información sobre seguridad en compras por Internet en la página web de la Oficina de Seguridad del Internauta (OSI).
  • Procure no perder de vista su tarjeta en el momento de pagar. Solicite que el empleado realice el cobro delante de usted, con ello evitará que le puedan duplicar su tarjeta. Existe una estafa conocida como ‘skimming’, que consiste en copiar los datos de su tarjeta cuando la entrega para realizar el pago.
  • Ante compras o cargos que no haya realizado usted (incluso de pequeño importe), interponga inmediatamente denuncia en la comisaría de policía y, con ella, reclame en la entidad bancaria la devolución de la cantidad de inmediato.
  • En el caso de que le sustraigan pierda la tarjeta, anúlela inmediatamente, llamando a los números de teléfono que la entidad bancaria ponga a disposición de sus usuarios. Algunas entidades ofrecen la posibilidad de anular la tarjeta a través de la Oficina Virtual o con la aplicación del móvil.
    • Desde el momento en que se comunica la pérdida o robo, usted deja de ser responsable del uso de la tarjeta.
    • Hasta que lo comunique, usted sólo se hará cargo de 50 euros.
    • Debe interponer una denuncia en la comisaría de policía. En caso de robo, puede consultar las coberturas de su póliza de seguro de hogar (si dispone de ella) ya que podría cubrir esta circunstancia.

 

Reclamaciones

  • Si quiere realizar alguna reclamación que tenga que ver con tarjetas bancarias, puede dirigirse, al Servicio de Atención al Cliente de su entidad bancaria y presente su reclamación por escrito. Si no le responden en un plazo de un mes o la respuesta no le satisface, puede dirigirse al Servicio de Reclamaciones del Banco de España.

    En cualquier caso, siempre puede presentar una reclamación en la Oficina Municipal de Información al Consumidor más cercana a su domicilio, en la Dirección General de Comercio y Consumo de la Comunidad de Madrid o a través de Internet.

    Más información sobre tarjetas bancarias en el apartado sobre banca y seguros del Portal del Consumidor de la Comunidad de Madrid.