palacioreal

El puente en casa: ocio urbano y derechos del consumidor

Secciones

Incluso permaneciendo en la propia ciudad, como consumidores no debemos olvidar nuestros derechos. Cualquier actividad que implique un desembolso de dinero, está amparada con unos derechos que protegen al usuario y que el empresario debe cumplir.

Muchos ciudadanos escogen no moverse de su ciudad durante los puentes vacacionales y aprovechar las opciones que ofrece la vida urbana: acudir a algún espectáculo o museo, salir a comer o cenar a un restaurante, visitar algún parque de atracciones con los niños, etc.

Incluso permaneciendo en la propia ciudad, como consumidores no debemos olvidar nuestros derechos. Cualquier actividad que implique un desembolso de dinero, está amparada con unos derechos que protegen al usuario y que el empresario debe cumplir. El Portal del Consumidor ofrece algunas claves para aquellos que optan por disfrutar de su ciudad en estos días.

 

Espectáculos y museos

Cuando se adquiere una entrada para cualquier espectáculo (cine, teatro, concierto, feria, actividad recreativa…) o museo, la empresa tiene que cumplir con ciertas obligaciones, como:

  • Ofrecer la representación completa, cumpliendo el horario, la forma y las condiciones previstas.

  • Tener el libro de reclamaciones a disposición del usuario que lo solicite.

  • Devolver todo o parte del dinero pagado si suspende o modifica el espectáculo y no es por causa de fuerza mayor.

  • Informar al consumidor de si la localidad que se va a adquirir tiene una visión reducida.

El consumidor también debe tener en cuenta lo siguiente:

  • No se pueden devolver las entradas, excepto si la empresa modifica o cancela la programación.

  • Algunos espectáculos no permiten el acceso una vez comenzada la función (ópera, obra de teatro…).

  • La entrada a algunos museos puede denegarse media hora antes de la establecida, ya que este horario es de cierre.

  • En algunos espectáculos se exige un atuendo determinado y, si no se cumple, el empresario puede ejercer el derecho de admisión e impedir la entrada, aun habiéndola abonado.

  • Es importante conservar la entrada para cualquier tipo de reclamación.

Si el consumidor tiene algún problema relacionado con incumplimiento de las condiciones, horarios, medidas de seguridad derecho de admisión deberá completar la reclamación en el libro de reclamaciones que deberá tener el establecimiento.

Cada hoja de reclamaciones tiene tres copias: una quedará en poder de la empresa o establecimiento reclamado, y otras dos en poder del consumidor, que deberá presentar una de ellas en el ayuntamiento de la localidad en la que se encuentre el local, recinto o establecimiento, que es el organismo encargado de tramitar este tipo de reclamaciones.

Solamente en el caso de que la reclamación tenga que ver con la publicidad o los precios (si no se corresponde lo que se ha anunciado con lo que después ha sido), se debe presentar la reclamación a la Dirección General de Comercio y Consumo de la Comunidad de Madrid o a cualquier Oficina Municipal de Información al Consumidor.

Se puede consultar más información pinchando aquí.

Restaurantes

Cuando se acude a un restaurante, se debe saber, entre otras cosas, que:

  • La lista de precios tiene que estar en un lugar visible, tanto en el interior como en el exterior, e indicar si hay diferencia de precio entre mesa, barra o terraza.

  • Tiene que estar redactada en español.

  • Si no se indica lo contrario en la carta, los precios tienen que incluir los impuestos y el porcentaje destinado al personal.

  • No se puede cobrar el cubierto, la carta o la reserva de plaza.

  • El restaurante debe emitir factura de lo consumido.

En el caso de tener algún problema, el consumidor puede exigir una hoja de reclamaciones. Tras cumplimentarla, indicando el contenido del problema y su petición, debe remitirla a la Dirección General de Turismo de la Comunidad de Madrid (C/ Gran Vía, 43. 28013 Madrid). Este organismo tramitará la reclamación.

Se puede consultar más información sobre los derechos del consumidor en el restaurante pinchando aquí.

 

Parques de ocio y de atracciones

Al ser lugares destinados mayoritariamente al público infantil, deben cumplir ciertas condiciones de seguridad y de funcionamiento. Entre otras cosas, todos ellos tienen obligación de:

  • Exponer en lugar visible la licencia correspondiente.

  • Garantizar que todas las instalaciones son seguras.

  • Tener personal que se responsabilice de la seguridad y del mantenimiento.

  • Tener el parque en buenas condiciones de higiene.

  • Disponer de un seguro que cubra riesgos de incendio y otro de responsabilidad civil, que responda ante posibles daños a los asistentes provocados por las condiciones del lugar.

Es obligatorio que, además, expongan información sobre horarios, precios, condiciones de uso, datos de la empresa y condiciones para el derecho de admisión.

Se puede consultar más información pinchando aquí.

Compras por internet

Tanto la compra de una entrada para un espectáculo como para un parque de atracciones, suele realizarse ya en muchas ocasiones por internet, aprovechando además algunas ofertas que, como novedad, aplican últimamente numerosas empresas ‘on line’ intermediarias. Por eso, hay que tener también presentes algunas pautas para este tipo de adquisiciones:

  • Acceder a sitios seguros: páginas cuya dirección URL empiece por ‘https://’ en lugar de ‘http://’, o que lleven el icono de un candado o de una llave en uno de los márgenes de la ventana (pinchando en él, aparecen los datos identificativos de la empresa).

  • No aceptar nunca las condiciones generales sin haberlas leído. Guarde o imprima esos documentos: pueden servir en el momento de poner una reclamación.

  • Procurar comprar con algún tipo de certificado de seguridad, a través de servicios de micropagos específicos para internet, algunas pasarelas de pago reconocidas, o contra reembolso.

  • Conservar siempre la página final donde aparece el resumen de la transacción, así como los datos de la empresa a través de la que se ha contratado.

  • Comprobar que el cargo en la cuenta se corresponde con el que figura en el documento de transacción.

  • Si se intercambia correo electrónico con la empresa, conservar también esos mensajes.

Puede consultar más información sobre compras por internet, pinchando aquí.

 

Taxi

Es muy probable que en esos días de puente se utilice como transporte el taxi para desplazarse al centro de la ciudad y no tener que utilizar el vehículo propio. En este sentido, también hay que conocer qué derechos amparan al consumidor:

  • En el interior del taxi y en un lugar visible para el usuario, debe haber un ejemplar oficial con las tarifas vigentes.

  • En el cuadro de tarifas, tienen que aparecer todos los suplementos y recargos que se aplican a determinados servicios.

  • Si el servicio se realiza en horario nocturno o en día festivo, puede tener un precio superior.
  • El taxi debe tener hojas de reclamaciones a disposición del usuario que las solicite.

  • El consumidor tiene derecho a solicitar una factura del servicio.

Se puede consultar más información accediendo aquí.