maquillaje halloween

Uso de maquillaje en Halloween. Preste atención al etiquetado y evite riesgos

El 31 de octubre es la celebración de la fiesta de Halloween, un momento en el que las familias suelen acudir a establecimientos para adquirir todo tipo de productos para disfrazarse. Entre ellos, el maquillaje suele suponer una parte importante de las compras para conseguir un disfraz más logrado.

Debemos tener especial atención a la hora de comprar los artículos de maquillaje para Halloween, ya que están compuestos de sustancias químicas que van a estar en contacto directo con la piel y con órganos sensibles del cuerpo como ojos u oídos; por ello hay que prestar especial atención al etiquetado antes de comprarlos.

En el siguiente reportaje del Portal del Consumidor le informamos de cuáles son las exigencias sobre este tipo de productos, para garantizar una mayor protección de las personas consumidoras.

Los distintos tipos de maquillaje se engloban dentro de los cosméticos, para los cuales existen una serie de normas muchas de ellas orientadas a  la exigencia de información previa en el etiquetado. Por ello antes de comprar un artículo de maquillaje debemos comprobar que proporcione información sobre:

  • Empresa responsable: Deben constar los datos de identificación de la empresa responsable. Al menos nombre o razón social, CIF y domicilio fiscal. En el caso de los productos de importación, deberá incluir también el país de origen.
  • Contenido: Nos debe informar sobre el contenido nominal del producto, indicando el peso o el volumen.
  • Número de lote de fabricación: Nos permitirá identificar el producto en el caso de que surja alguna complicación.
  • Lista de ingredientes: Deben aparecer detallados y por orden decreciente de cantidad,
  • Fecha de duración mínima: Se trata de la fecha en la que el producto, almacenado en condiciones adecuadas, sigue cumpliendo su finalidad. La fecha de duración mínima no será obligatoria para aquellos productos cosméticos cuya duración mínima exceda de treinta meses. Para ellos bastará con indicar el plazo durante el cual el producto puede utilizarse sin daño alguno para el consumidor
  • Funcionalidad: Deben informar de manera precisa sobre cuál es la finalidad exacta para la que el producto está creado, con el objeto de que no hagamos un empleo inadecuado que pueda suponer un riesgo.
  • Precauciones y advertencias: Es obligatorio que el producto incluya las principales precauciones de empleo y las advertencias de uso. En su caso, deberá incluir especificaciones como “puede causar reacciones alérgicas graves” o “no usar en niños menores de tres años”. También deben incluir instrucciones de uso y todo ello en idioma español.

Los artículos de maquillaje no deben tener aspecto, color, olor o presentación de alimento. Una apariencia engañosa que lleve a confusión puede hacer que el consumidor, sobre todo si se trata de niños, llegue a ingerirlo, provocando asfixia o intoxicación.

Tampoco está permitido fabricar este tipo de productos en envases de vidrio o cualquier otro material que pueda romperse.

Recomendaciones

Hay una serie de prácticas que es importante que tengamos en consideración a la hora de aplicar maquillaje en nuestros disfraces. Nos evitarán sorpresas no deseadas:

  • Es preferible usar maquillaje al agua, que es más fácil de aplicar y de quitar
  • Evite el uso de maquillaje en cantidades excesivas
  • Cuando vaya a eliminar el maquillaje limpie bien la piel, asegurándose de que no quedan restos
  • En caso de reacción alérgica, elimine la pintura y aclare bien con agua
  • Evite los esmaltes de uñas en el caso de menores, ya que suelen llevarse las manos a la boca
  • Si va a usar lentillas de fantasía (ojos de serpiente, de zombi, de vampiro), procure no comprarlas en tiendas de disfraces sino en establecimientos que cuenten con un profesional óptimo optometrista
  • Lea las instrucciones y lávese las manos ante de comenzar a maquillar
  • Por razones de higiene, es mejor que no comparta el maquillaje con otras personas
  • Haga caso a las instrucciones de conservación y no guarde el maquillaje en un lugar demasiado caliente o húmedo

 

Reclamaciones

Si ha detectado un cosmético mal etiquetado, puede comunicarlo a la Dirección General de Comercio, Consumo y Servicios y si tiene que ver con la composición o con reacciones adversas causadas por el producto puede denunciarlo a las autoridades de Sanidad para que se investiguen las causas y se evite un nuevo incidente.

Si quiere más información, consulte el siguiente reportaje sobre productos cosméticos.

 

Fecha de actualización: 28 de julio de 2023