Bombilla azul

Suministros de su vivienda: sus derechos durante la COVID-19

La evolución y expansión del coronavirus en los últimos meses, ha supuesto la adopción de medidas extraordinarias para hacer frente al impacto económico y social que está generando el virus.

Entre ellas, se encuentran algunas encaminadas a proteger a los consumidores del corte de suministros de los servicios básicos de la vivienda: luz, agua, gas y telefonía, acompañadas de otras medidas de apoyo en este aspecto. Desde el Portal del Consumidor de la Comunidad de Madrid, detallamos las medidas más relevantes:

 

Suministros de agua y energía

 

En lo que se refiere a los suministros básicos de energía (gas y electricidad) y agua en las viviendas, se ha establecido que, hasta el próximo 30 de septiembre, las empresas no podrán suspender el suministro a los consumidores en su vivienda habitual por motivos distintos a los de seguridad, aunque dicha condición aparezca en el contrato.

De la misma manera, en caso de impago, el periodo de estado de alarma no contabilizará para el plazo que establece su contrato, entre el envío del requerimiento de pago que debe hacerle la compañía y la suspensión del suministro.

Por otra parte, se incluyen en la categoría de consumidor vulnerable y podrán acceder como beneficiarios del bono social (y  tener un descuento del 25%  en la factura de la electricidad) aquellos trabajadores autónomos que hayan cesado su actividad o hayan visto disminuida su facturación un 75% con respecto al semestre anterior a causa del COVID 19 y que cumplan los requisitos establecidos. Puede consultar estos requisitos y las condiciones para acceder a esta ayuda en la página web del bono social. 

Asimismo, se prorroga de forma automática hasta el 30 de septiembre de 2020 la vigencia del bono social para aquellos consumidores que les venza el plazo con anterioridad a dicha fecha. Recuerde que el bono social solo se aplica si tiene contrato en el mercado regulado, y no, si está en el mercado libre. Si quiere más información al respecto puede consultar la sección de suministros en el Portal del Consumidor.

Por último, el Canal de Isabel II ofrece bonificaciones a algunos de los sectores más afectados por el coronavirus: autónomos, personas afectadas por un ERTE o empresas y comercios obligados a cerrar. Asimismo, recuerda que el suministro de agua está garantizado y en caso de avería, el equipo de mantenimiento y reparación resuelve las incidencias con las máximas garantías. Puede consultar cómo solicitar las ayudas en el siguiente enlace

Acceso a los servicios de telecomunicaciones: telefonía e internet

 

En lo que se refiere al acceso a telefonía e internet, mientras esté en vigor el estado de alarma, las compañías de telecomunicaciones deberán:

  • Mantener la prestación de servicios de internet y banda ancha a los clientes que tuvieran contratado el servicio, de manera que no podrán suspenderlos o interrumpirlos aunque esa posibilidad aparezca en el contrato, salvo por motivos de integridad y seguridad de las redes.
  • Garantizar la prestación del servicio universal: teléfono fijo y datos a todos los abonados.

Por otra parte, la reactivación de la actividad económica que estamos viviendo en el proceso de desescalada, permite a los operadores telefónicos volver a realizar actividades de portabilidad de numeración fija y móvil, que quedaron suspendidas durante los primeros meses de estado de alarma.

Esta vuelta a la normalidad, viene también acompañada de otras medidas adoptadas en el Real Decreto 19/2020, que facilitan el pago de las facturas a aquellos abonados que no hayan podido pagarlas durante estos meses, Para ello, podemos solicitar a las compañías el fraccionamiento o el aplazamiento de las deudas contraídas.

Por tanto, si no ha podido pagar sus facturas de teléfono o internet durante estos meses, puede pedir a la compañía que le fraccione el pago durante los próximos 6 meses (se puede acordar con la compañía un plazo mayor o menor) a contar desde el próximo 14 de junio. No podrán cobrarle intereses de demora ni garantías adicionales.

No obstante, si quiere cambiar de compañía y ha pedido el fraccionamiento de pago, sepa que no podrá conservar su número (portabilidad). Deberán pasar tres meses desde la finalización del estado de alarma y tener saldadas sus deudas para poder recuperar este derecho. Una vez que haya saldado sus deudas con la compañía, volverá a poder cambiar de operador conservando su número.

Por último, recuerde que, si no está de acuerdo con la factura y reclama a su compañía, si ésta no le contesta en el plazo de una semana, o la respuesta no es satisfactoria, puede interponer una reclamación ante un organismo oficial y en este caso la compañía deberá permitirle el cambio de operador con conservación de número.

En el caso de que tenga servicios contratados que no van a ser disfrutados debido a las medidas adoptadas durante el estado de alarma, se ha establecido un mecanismo para que pueda recuperar las cantidades, ya sea bien por la devolución del dinero o por bonos u otras ofertas que puedan ofrecerle los operadores. Consulte en este reportaje qué debe hacer para realizar el trámite.