viaje equipaje

El Seguro Obligatorio de Viajeros. Sus derechos en tránsito

AddToAny

Cuando realizamos un viaje en algún medio de transporte público, podemos leer que el billete incluye el Seguro Obligatorio de Viajeros (SOV). ¿De qué se trata exactamente? En el siguiente reportaje del Portal del Consumidor, le explicamos en qué consiste y cuál es la protección que le ofrece.

Como su propio nombre indica, el Seguro Obligatorio de Viajeros es un seguro que las compañías de transporte público están obligadas a suscribir para dar respuesta a cualquier daño físico que un viajero pueda sufrir durante el viaje. Por eso, en caso de accidente, es fundamental que el viajero conserve el billete o el documento acreditativo del trayecto.

El seguro garantiza la cobertura a todos los usuarios de medios de transporte público español, terrestre o marítimo, que realicen un viaje por territorio nacional o que comiencen dentro de España, aunque su destino sea otro país.

Los vehículos que comprende el Seguro Obligatorio de Viajeros son: vehículos automóviles que realicen un transporte público colectivo (autobús, metro); los ferrocarriles (salvo los trenes cremallera); así como los teleféricos, funiculares,  telesillas, telecabinas u otros medios en los que la tracción se haga por cable; y las embarcaciones marítimas de matrícula y pabellón españoles que estén autorizadas para el transporte público de pasajeros.

 

Qué protege

El Seguro Obligatorio de Viajeros cubre las lesiones corporales que sufran los pasajeros a consecuencia directa de choque, vuelco, alcance, salida de la vía o calzada, rotura, explosión, incendio, reacción, golpe exterior y cualquier otra avería o anormalidad que afecte o proceda del vehículo.

Son protegidos los accidentes acaecidos durante el viaje. En concreto:

a) Los accidentes ocurridos al entrar en el vehículo o salir de él, así como los ocurridos durante la entrega o recuperación del equipaje.

En el transporte marítimo, los ocurridos al viajero incluyendo las pasarelas que unen la embarcación con el muelle, así como el acaecido durante el traslado en otras embarcaciones desde el muelle a buques no atracados y viceversa.

b) Los accidentes que ocurran con ocasión del acceso o salida de los vehículos que hayan de ocuparse o evacuarse en movimiento, por exigirlo así la naturaleza del medio de transporte.

c) Los que se produzcan cuando sea necesario realizar una entrada o salida al vehículo que implique mayor peligrosidad que de ordinario.

Este seguro no cubrirá a los viajeros que provoquen los accidentes en estado de embriaguez o bajo los efectos de las drogas, estupefacientes o estimulantes o mediante la comisión de actos dolosos.

Cómo reclamar

En caso de accidente, el viajero deberá notificar los daños sufridos al transportista, en cuyo vehículo se hubiera producido el accidente. También podrá notificarlo al personal de la empresa de transportes, ya sea en sus oficinas o en la estación.

Los viajeros deberán aportar las pruebas de los daños físicos sufridos durante el accidente. Para ello, deberán aportar certificados médicos que avalen y describan las lesiones sufridas.

Además, es imprescindible que el viajero acredite haber realizado el viaje en el que se produjo el accidente, para lo que deberá aportar billete o documento que acredite el viaje.

El Seguro Obligatorio de Viajeros dará respuesta a estos daños mediante la cobertura de la asistencia sanitaria que sea precisa por parte del viajero, la cual deberá solicitarse en un plazo máximo de 72 horas desde que se produjo el accidente.

Para los casos en los que el accidente provoque la incapacidad temporal o permanente o el fallecimiento del viajero, el seguro obligatorio deberá responder ante él o sus familiares con una indemnización económica.

 

Otros seguros

La legislación que regula el Seguro Obligatorio de Viajeros no excluye la posibilidad de que una empresa de transportes ofrezca al viajero la posibilidad de suscribir algún otro tipo de seguro de viaje.

Si se trata de viajes que ya incluyen el seguro obligatorio, se puede contratar otro seguro que cubra otros aspectos del viaje, tales como la asistencia médica en destino, daños en el equipaje, regreso anticipado o repatriación. También puede tratarse de un seguro de cancelación, que cubra los gastos de anulación del viaje.

Si quiere más información sobre cómo viajar seguro, consulte el siguiente reportaje.

 

Fecha de actualización: 8 de junio de 2023