Plato en un restaurante

Restaurantes durante la nueva normalidad: cómo visitarlos

Con la llegada de la nueva normalidad, los restaurantes y bares de la Comunidad de Madrid amplían el aforo de sus establecimientos para el consumo, tanto dentro del local como en la terraza.

Muchos consumidores aprovecharán estos próximos días para reservar una mesa en su restaurante favorito, y es importante que conozcan las medidas higiénicas que estos establecimientos deben respetar para ser seguros.

Además, siempre que acuda a un restaurante, deberá exigir que le faciliten información sobre si hay un sobrecoste por consumir en terraza, si le van a cobrar por cubierto,  indicarle el precio de los platos fuera de carta o si los precios tienen incluido el IVA , ya que estos conceptos pueden hacer que la cuenta suba más de lo previsto.

Desde el Portal del Consumidor queremos ofrecerle una serie de recomendaciones que ayuden a los consumidores a conocer y defender sus derechos en los restaurantes.

 

Recomendaciones sanitarias durante la nueva normalidad

 

Los establecimientos no deben superar el 60% del aforo permitido dentro del local hasta el próximo 5 de julio y el 75% tras esa fecha. Las mesas deberán guardar las distancias de 1,5 metros de seguridad entre ellas. El consumo dentro del local se puede hacer sentados en la mesa así como en barra. Asimismo, puede encargar la comida y bebida para llevar.

Se evitará la mantelería que no sea de un solo uso. Para informar sobre los platos del menú en lugar de informar en papel, se procurarán adoptar otras soluciones como pizarras, carteles, pantallas u otros medios.así. Todos los establecimientos dispondrán de dispensadores de geles para el lavado de las manos.

Se evitarán los productos de autoservicio como pueden ser los servilleteros, palilleros, vinagreras o aceiteras, priorizando las que sean en monodosis de un solo uso.

En el caso de las terrazas, el aforo está limitado al 80% de la capacidad de la terraza, hasta el 5 de julio, a partir del 6, la ocupación de la terraza será total. La ocupación máxima será de 25 personas por mesa. En lo que respecta a las medidas higiénicas, deben respetar las mismas que dentro del local.

Recomendaciones generales cuando visita un restaurante

 

En primer lugar y como norma general, es conveniente saber que los establecimientos deben facilitarle toda la información que sea necesaria sobre las características del servicio y los productos que ofrecen.

Además, deben dar máxima información sobre los precios de los servicios y productos, para ello, estos deben encontrarse en un lugar visible y accesible para el consumidor.

Los precios deben ser globales, es decir, debe estar incluidos también todos los impuestos y cualquier otro gasto adicional que se pretenda repercutir al consumidor. Así debe quedar reflejado en el lugar donde aparezcan los precios.

Recuerde que deben emitirle un tique o factura cuando le cobren el servicio en el que figuren los distintos precios con IVA. Si se trata de un menú o plato combinado de la casa se puede indicar su precio total, sin desglosar su composición.

Conceptos tales como “cubierto”, “pan”, u otros, solo podrán cobrarse si están indicados en la carta o un cartel en lugar visible al público. Por tanto, si cuando visita un restaurante no se le facilita información previa sobre estos u otros precios, podrá pedir que no se lo cobren, y en caso de no llegar a un acuerdo, poner una reclamación por el importe cobrado indebidamente.

Si lo que quiere es pedir un plato de los denominados fuera de carta o con las siglas S.M. (según mercado), sepa que deben indicarle el precio del mismo o puede solicitar una carta donde aparezca reflejado.

En el caso de los establecimientos que venden comida al peso para llevar, deberá estar indicado el precio por kilo.

El restaurante o establecimiento debe informarle acerca de los alérgenos más comunes, para que tenga una información completa sobre aquellos que puedan causarle algún daño.

Por último, estos establecimientos deben tener hojas de reclamaciones a disposición de los clientes,  si solicita una, se la deben facilitar.

 

Reclamaciones

 

En caso de tener algún problema con el establecimiento, el consumidor puede exigir una hoja de reclamaciones. Tras cumplimentarla, indicando el contenido del problema y su petición, debe remitir una copia a la Dirección General de Turismo de la Comunidad de Madrid.

También se puede dirigir a la Dirección General de Comercio y Consumo de la Comunidad de Madrid, y solicitar un arbitraje ante el Colegio Arbitral de Turismo para ello la empresa deberá estar adherida a arbitraje o aceptarlo para su caso concreto.

Recuerde también que la Oficina de Atención al Consumidor de la Comunidad de Madrid tiene habilitado un correo electrónico para resolver consultas y dudas: consultas.consumo@madrid.org.