Piscina y escalera

Piscinas en verano: chapuzones con garantías

Con la llegada del buen tiempo y el calor, son muchos los consumidores que aprovechan los fines de semana para pasar el día en la piscina, ya sean municipales o privadas.

 

Además, son cada vez más habituales las urbanizaciones de vecinos que cuentan con una piscina comunitaria para el disfrute de los propietarios.

Este verano, a causa de la pandemia provocada por la COVID-19, a las medidas higiénicas y sanitarias que habitualmente deben cumplir las piscinas, se unirán otras que tienen como objetivo evitar la propagación del virus.

En el siguiente reportaje detallamos las nuevas medidas higiénicas y de aforo establecidas y recordamos las obligaciones que deben cumplir las piscinas de uso colectivo y los derechos que tiene como consumidor en las piscinas de uso libre.

 

Consideraciones generales

 

La legislación sobre piscinas divide en dos tipos estas instalaciones:

  • Piscinas de uso colectivo. Que engloban a las piscinas de uso público, que son aquellas a las que se accede pagando, como las municipales, deportivas, hoteles y demás piscinas de uso libre y a las piscinas de uso privado, que son aquellas que pertenecen a instalaciones como las comunidades de vecinos.
  • Piscinas particulares. Estas son las unifamiliares, que son aquellas que se encuentran en las viviendas particulares.

En el caso de las piscinas de uso colectivo, es responsabilidad del titular que gestiona la piscina velar para que sus instalaciones tengan los elementos adecuados para prevenir los riesgos para la salud y garantizar la salubridad de las instalaciones.

Además, tienen la obligación de facilitar una información mínima, entre otros, sobre las sustancias químicas y mezclas utilizadas en el tratamiento del agua, la existencia (o no) de socorrista y las direcciones y teléfonos de los centros sanitarios más cercanos o las normas de uso de la piscina y los derechos y deberes de los usuarios.

En el caso de las piscinas de uso público, además deberán ofrecer información sobre la prevención de ahogamientos, traumatismos craneoencefálicos o lesiones medulares; en las piscinas no cubiertas, además, información sobre cómo protegerse del sol.

Cuando visite las piscinas de uso público, en las que se requiere un tique de entrada, consérvelo siempre hasta la salida del recinto, además, lo necesitará en el caso de que quiera reclamar. Todas las piscinas de uso público deben tener hojas de reclamaciones.

Medidas de prevención e higiene en las piscinas de uso colectivo

 

Las piscinas de uso colectivo, tanto públicas como privadas, deberán respetar el límite del 50% de su capacidad. En este sentido, para calcular el aforo, se podrá utilizar la consideración de que cada usuario deberá disponer de 3 metros cuadrados de superficie en la zona de playa o recreo.

Dentro de las piscinas se mantendrán las debidas medidas de protección, disponiendo de 3 metros cuadrados en el vaso por cada usuario, cumpliendo con las recomendaciones, medidas y normas establecidas por las autoridades sanitarias.

En el caso de las piscinas deportivas, se respetará el aforo del 75% hasta el 5 de julio, a partir de esa fecha no existirá límite, no obstante, se deberá garantizar en todo momento una distancia de seguridad interpersonal de 1,5 metros, tanto en la instalación como en la propia práctica deportiva.

Se establecerá una distribución espacial en la zona de la piscina, marcada con señales o líneas en el suelo, para procurar la distancia de seguridad interpersonal entre los usuarios. Todos los objetos personales, como toallas o bolsas, deben permanecer dentro del perímetro establecido, evitando el contacto con el resto de usuarios.

Se recordará a los usuarios, por medios de cartelería visible o mensajes de megafonía, las normas de higiene y prevención a observar, señalando la necesidad de abandonar la instalación ante cualquier síntoma compatible con la COVID-19.

Deberá llevarse a cabo la limpieza y desinfección de las instalaciones con especial atención a los espacios cerrados como vestuarios o baños al menos dos veces al día una de ellas con carácter previo a la apertura de cada jornada. Deberán limpiarse y desinfectarse los diferentes equipos y materiales como vasos, corcheras, material auxiliar de clases, botiquín de primeros auxilios, taquillas, así como cualquier otro que forme parte de la instalación.

Por último, en el caso de que en las instalaciones se preste algún tipo de servicio de hostelería y restauración, el servicio se ajustará a lo previsto en las condiciones para los establecimientos de hostelería y restauración.

 

Otras obligaciones de las piscinas de uso colectivo

 

Además de las medidas especiales establecidas por la COVID-19, es importante recordar que las piscinas de uso colectivo, tanto públicas como privadas, han de cumplir una serie de requisitos técnicos - sanitarios que las hacen aptas para el baño. Es importante que como consumidor los conozca para evitar posibles incidencias dentro y fuera del agua:

  • Es obligatorio que las piscinas cuenten con un socorrista que esté siempre presente durante todo el horario de apertura (excepto que se trate de la piscina de una comunidad de propietarios con menos de 30 viviendas, en cuyo caso no es obligatorio).
  • Si las piscinas miden entre 500 y 1000 m2 se debe contratar a un profesional médico o ATS/DUE de manera permanente, que debe disponer del material necesario para atender a un herido en el recinto si se da la situación.
  • La altura máxima para las piscinas de adultos es de tres metros y debe estar debidamente señalizada, y la de las piscinas infantiles (para menores de seis años) no puede superar los 0,60 metros.
  • No está permitida la instalación de trampolines (excepto que se trate de piscinas de saltos). Se pueden usar toboganes, pero siempre en zonas acotadas y que no tengan juntas o solapas que puedan causar daños.
  • Debe haber aseos diferentes para cada sexo, que deben disponer en todo momento de agua corriente potable, dosificador de jabón, toallas de un solo uso o secador de manos y papel higiénico.
  • Las escaleras para acceder y salir del agua no podrán estar a más de 15 metros una de otra. El área que rodea la piscina debe estar construido con material antideslizante y estar libre de impedimentos que entorpezcan el acceso al agua.
  • Es obligatorio que exista un lugar donde aclararse los pies (pediluvio), y debe haber al menos dos duchas alrededor de la piscina.
  • El agua de la piscina debe estar filtrada y desinfectada. Además, deberá estar libre de organismos patógenos y de sustancias en una cantidad o concentración que pueda suponer un riesgo para la salud humana.

Puede consultar más información sobre piscinas y parques acuáticos en la siguiente información de la sección salud de la Comunidad de Madrid.

Obligaciones de los usuarios

 

Así como los propietarios de las piscinas tienen unas obligaciones que cumplir para garantizar la seguridad y la higiene de las instalaciones, también los usuarios de las piscinas tienen una serie de obligaciones que cumplir para el disfrute con garantías, como son el uso obligatorio de las duchas antes de bañarse en la piscina, entrar a la zona de baño con calzado adecuado, no estando permitido usar zapatos de calle o no comer en la zona dedicada al baño, usando para ello las zonas habilitadas a tal efecto.

En las piscinas climatizadas, es obligatorio el uso de gorro de baño, y recomendable el uso de gafas para nadar.

 

Reclamaciones

 

Si tiene alguna incidencia respecto a la adecuación de la piscina con los criterios técnicos, calidad de las aguas e incumplimiento de las obligaciones de los titulares de las mismas en cuanto a su uso, puede poner una reclamación en la Dirección General de Salud Pública, Consejería de Sanidad.

Si se trata de una incidencia respecto a las hojas de reclamaciones del establecimiento y perjuicios causados a los usuarios de las piscinas y ve vulnerados sus derechos como consumidor, puede poner una reclamación a través de Internet, por la sede electrónica de la Comunidad de Madrid..

Si se produce una lesión o un golpe, que suponga intervención quirúrgica u hospitalización, a causa de alguna negligencia del titular de la piscina, le recomendamos que acuda a los juzgados y tribunales de justicia para interponer su denuncia.