Soterramiento Getafe

Soterramiento de la línea del ferrocarril de Renfe a su paso por Getafe

Aquí encontrarás información, documentación gráfica, fotografías, etc. de esta obra.

Puesta en servicio: Noviembre 2000

El proyecto fue cofinanciado al 50% por el Ayuntamiento de Getafe y la Comunidad de Madrid.

El antiguo trazado dividía en dos el casco urbano de la ciudad creando un efecto barrera que dificultaba la movilidad en el municipio. Los cruces para el tráfico de vehículos se reducían a 2 pasos inferiores, uno en la c/Leganés y otro en la c/Greco, mientras que, para el tráfico peatonal, había 3 pasarelas y 3 pasos inferiores repartidos a lo largo del trazado, que resultaban insuficientes.

El denso tráfico de la Línea C4 de Cercanías  provocaba molestias a los vecinos de viviendas próximas, como son ruidos y vibraciones y de madrugada también había tráfico de trenes cisternas cargados con gas, con origen o destino en la planta que la empresa Repsol Butano tiene al sur de la localidad, para el abastecimiento de Madrid y las poblaciones del entorno.

El proyecto tenía como objetivos eliminar las molestias descritas, mejorar la funcionalidad y accesibilidad a la estación, en conexión directa con METROSUR, y la recuperación del espacio liberado en superficie para los ciudadanos de Getafe, haciendo que los trenes circulasen en túnel, para regresar a la superficie en los dos extremos de la ciudad. La nueva estación Getafe Central se sitúa en el centro del tramo, en paralelo a la antigua estación. Está enfocada hacia el tráfico de viajeros, por lo que era impensable el mantenimiento de las vías auxiliares para el apartadero de trenes de mercancías que existían anteriormente; motivo por el cual, se construyó a la salida de las instalaciones de la empresa Repsol Butano en la zona del Arroyo Culebro, una vía apartadero de unos 500 metros de longitud para el estacionamiento de los trenes cisternas, sin que sus maniobras interfieran en el tráfico de los trenes de Cercanías.

Quieres saber más