imagen de persona zambulléndose en una piscina

Socorrismo acuático

Socorrismo acuático

Todas las piscinas de uso colectivo, públicas y privadas, incluidas las de comunidades de vecinos de más de 30 viviendas, deben contar con un servicio de socorristas titulados y con unos niveles de formación que permitan garantizar una adecuada intervención en la vigilancia y prevención de accidentes.

Para adquirir esta formación en la Comunidad de Madrid es necesario realizar un curso que debe estar acreditado por la Dirección General de Planificación, Investigación y Formación, que es el organismo encargado de desarrollar actividades de acreditación en materia de formación sanitaria. Aquéllos profesionales que hayan adquirido la formación en socorrismo acuático fuera de la Comunidad de Madrid, podrán solicitar la homologación de su formación.

La formación en materia de socorrismo está regulada en la ORDEN 1319/2006, de 27 de junio, por la que se establecen los criterios que permitan garantizar los niveles de formación del personal que preste sus servicios como socorrista en piscinas, instalaciones acuáticas y medio natural de la Comunidad de Madrid.

Para el ejercicio profesional del Socorrismo Acuático en el ámbito territorial de la Comunidad de Madrid, además de realizar un curso acreditado, será necesaria la inscripción en el Registro Profesional de Socorristas. Cada dos años se deberá actualizar la formación adquirida, para mantener la inscripción en el Registro como Socorrista en Piscinas e Instalaciones Acuáticas.