plantas medicinales

Plantas medicinales

Los productos "naturales" no son inocuos

Recomendaciones para que la utilización y consumo de productos elaborados a partir de plantas medicinales se realice con un mínimo de seguridad. Los reclamos publicitarios de algunos de estos productos acerca de su seguridad no están sustentados por estudios científicos

Tabs

Recomendaciones
 
  • Requerir durante la consulta si el paciente es consumidor habitual de productos a base de plantas medicinales, vitaminas y otros complementos alimenticios y adjuntarlos a la historia clínica del paciente. Esta información puede ser tan útil como la de conocer sus hábitos de fumar, consumo de alcohol o de realizar ejercicio.
  • Informar a los pacientes y principalmente a aquellos que tengan patologías crónicas, hepáticas, con antecedentes de reacciones alérgicas, embarazadas y madres lactantes sobre la conveniencia de no consumir preparados a base de plantas medicinales sin consultar previamente.
  • Si se sospecha una reacción adversa de un medicamento, consulte al paciente si consume productos a base de plantas medicinales.
Reacciones adversas
 

Si se sospecha una reacción adversa por el consumo de un producto a base de plantas medicinales o una posible interacción entre un medicamento y un producto a base de plantas medicinales, notifíquelo al Sistema Español de Farmacovigilancia.

 Además de las interacciones y reacciones adversas de las plantas medicinales, pueden existir otros problemas relacionados con el uso y consumo de preparados a partir de plantas medicinales:

  • Intoxicaciones como consecuencia de una identificación errónea de la planta medicinal en cuestión.
  • Contaminación por microorganismos, por otras plantas o por productos químicos (pesticidas, productos de fumigación).
  • Adulteración accidental o intencionada con metales, alcaloides, fármacos sintéticos, etc.
  • Presencia de alérgenos no deseados que pueden ser de especial riesgo en personas con un sustrato alérgico previo.
  • Efectos derivados del abandono de la terapia farmacológica convencional al sustituirla por plantas medicinales.
  • Efectos derivados de la mezcla de distintas plantas medicinales cuyas sustancias farmacológicamente activas  es difícil o imposible identificar ya que proceden de diferentes partes de la planta.
  • Efectos derivados de la marcada variabilidad del contenido de sustancias activas, incluso de especies definidas y conocidas, dependiendo de la estación en que la planta ha sido recogida, la zona, las condiciones de crecimiento y la parte de la planta utilizada (tallo, raíz, hojas, etc.).

En caso de que sospeche que el problema está relacionado con uno de ellos, comuníquelo al Área de Control Farmacéutico y Productos Sanitarios, calle Espronceda, 24, 4ª planta - 28003 Madrid, control.farmaceutico@salud.madrid.org.