Son los pies de un niño pequeño, jugando en una charca

Enfermedad por virus Zika

En mayo de 2015 se confirmaron los primeros casos en Brasil y desde entonces se ha extendido rápidamente a otros países.

La enfermedad por virus Zika se transmite por la picadura de mosquitos del género Aedes. Los síntomas más frecuentes son fiebre, exantema, dolor en las articulaciones y conjuntivitis. La clínica es generalmente leve y puede pasar desapercibida o diagnosticarse erróneamente como dengue, chikungunya u otras patologías virales que cursen con fiebre y exantema. Recientemente se han descrito cuadros neurológicos y anomalías congénitas asociadas a infecciones por este virus.

Desde el año 2007 el virus Zika se ha distribuido ampliamente a nivel mundial y muy especialmente en el continente americano a partir de 2015, tras la declaración en febrero de ese mismo año de un brote en Brasil, lo que supuso la primera detección de transmisión autóctona de este virus en América.

 

Dada la frecuencia de viajeros procedentes de estos países, es probable que puedan llegar casos sospechosos a los servicios de salud con el antecedente de viaje reciente a áreas de transmisión autóctona, por lo que se recomienda reforzar la vigilancia de esta enfermedad para poder detectar precozmente los casos.

Es importante reforzar que los viajeros que acudan a las áreas afectadas tomen medidas de protección individual para evitar las picaduras de mosquitos en las zonas de riesgo y que acudan al médico a la vuelta de su viaje si presentan síntomas compatibles con la enfermedad. Se recomienda que las mujeres embarazadas o que están tratando de quedarse embarazadas y que planean viajar a las zonas afectadas por la transmisión del virus Zika pospongan sus viajes si no son esenciales. En caso de que no sea posible retrasar el viaje, deben extremar las medidas de precaución necesarias para evitar las picaduras de mosquitos.

Si va a viajar al extranjero y especialmente si va a viajar a zonas donde existe riesgos sanitarios de cualquier tipo pida asesoramiento en las unidades de vacunación internacional, se recomienda pedir la cita con un mínimo de un mes de antelación.

Dibujo de un mosquito

Ir a la sección de Sanidad Ambiental "Mosquito. Prevenir la picadura"

Hasta 2007 solo se habían descrito casos esporádicos en algunos países de África y Asia. Desde el año 2007 el virus Zika se ha distribuido ampliamente a nivel mundial y muy especialmente en el continente americano a partir de 2015, tras la declaración en febrero de ese mismo año, de un brote en los estados del noreste de Brasil caracterizado por eritema cutáneo que posteriormente fue identificado como enfermedad por virus Zika, lo que supuso la primera detección de transmisión autóctona de este virus en América.

La OMS, siguiendo las recomendaciones del Comité de Emergencia del RSI, declaró el 1 de febrero de 2016 que la agrupación de casos de microcefalia y otros trastornos neurológicos notificados en algunas zonas afectadas por el virus Zika constituía una emergencia de salud pública de importancia internacional (ESPII). Posteriormente, el 18 de noviembre de 2016 se acordó que el virus del Zika y sus consecuencias asociadas YA NO representan una ESPII según la definición establecida en el RSI, aunque sigue siendo un reto de salud pública.

Según la última clasificación de la OMS se ha documentado transmisión vectorial en 89 países, territorios o áreas subnacionales. En el siguiente enlace se pueden consultar esta información Ver aquí.

En Europa, desde que se declaró la epidemia, se han notificado casos confirmados de infección por virus Zika en 21 países, asociados a viajes. Hasta la fecha no se ha documentado ningún caso de transmisión autóctona por vectores.

En España, desde que comenzó en 2015 la epidemia en América, se han notificado 512 casos de enfermedad por virus Zika a través de la Red Nacional de Vigilancia Epidemiológica (RENAVE), de los cuales 354 han sido confirmados y 158 clasificados como probables.

Uno de los mosquitos competentes en la transmisión de este virus, Aedes albopictus (mosquito tigre), se ha establecido en todo el litoral mediterráneo español, incluidas las Islas Baleares. En la Comunidad de Madrid se ha detectado la presencia de huevos de mosquito tigre en una muestra aislada en octubre de 2017. El hecho de haber detectado una sola muestra positiva, no significa que se vaya a establecer en nuestra región

En humanos el virus se ha detectado en sangre, saliva, orina, semen, leche materna y líquido amniótico. Existe evidencia de que la transmisión vertical a partir de madres infectadas es posible. Se ha descrito la transmisión por vía sexual y por transfusión sanguínea. La posible transmisión a través de la lactancia materna está todavía en estudio.

El periodo de incubación habitual es de 3 y 12 días, con un máximo de 15 días.

En los seres humanos, el periodo virémico es corto, entre 3 y 5 días desde el inicio de síntomas, permitiendo que el vector que se alimente de un infectado durante ese periodo se infecte y pueda transmitir la enfermedad.
Dado que se trata de una enfermedad emergente, la susceptibilidad se considera universal. Son comunes las infecciones subclínicas. Una vez expuestos al virus, los individuos desarrollan inmunidad prolongada.

Síntomas

La enfermedad por virus Zika presenta una sintomatología por lo general leve que puede pasar desapercibida o diagnosticarse erróneamente como dengue, chikungunya u otras patologías virales que cursen con fiebre y exantema.

Los síntomas principales son:

  • Elevación de la temperatura corporal por encima de 37,2ºC.
  • Exantema maculo-papular que se extiende frecuentemente desde la cara al resto del cuerpo.
  • Artritis o artralgia pasajera con inflamación de articulaciones (principalmente en las articulaciones pequeñas de manos y pies).
  • Hiperemia conjuntival.
  • Síntomas inespecíficos como mialgia, cansancio y dolor de cabeza.

Las infecciones asintomáticas son frecuentes y se estima que tan solo 1 de cada 4 infectados desarrolla clínica.

Diagnóstico

El diagnóstico inicial está basado en el cuadro clínico y en el antecedente de viajes a las zonas en las que el virus está circulando. La clínica es común a muchas otras enfermedades.

Las principales enfermedades o agentes con los que se ha de establecer el diagnóstico diferencial son: dengue, chikungunya, leptospirosis, malaria, ricketsiosis, estreptococos del grupo A, rubéola, sarampión, parvovirus, enterovirus y adenovirus.

El diagnóstico de confirmación laboratorio se realiza mediante la detección del ácido nucleico del virus en una muestra clínica, sangre u orina, o mediante la detección anticuerpos, IgG e IgM en suero.

La técnica diagnóstica de elección dependerá del tiempo transcurrido entre el inicio de síntomas y la toma de muestra:

  • entre 0 a 5 días: aislamiento, PCR
  • entre 5 y 7 días: PCR y serología 
  • después de 7 días: serología

Orina: entre 0 y 15 días: PCR, aislamiento

Tratamiento

No existe tratamiento específico ni vacuna para la enfermedad por virus Zika. El tratamiento consiste en aliviar el dolor y la fiebre o cualquier otro síntoma que cause molestias al paciente. Para evitar la deshidratación producto de la fiebre, se recomienda controlarla, guardar reposo y tomar abundante agua. La aspirina y otros antiinflamatorios no esteroideos no deben usarse hasta que se haya descartado dengue para disminuir el riesgo de hemorragias.

Complicaciones

La principal preocupación en términos de impacto grave sobre la salud de la población en estos momentos es la asociación entre la infección por virus Zika y los casos de microcefalia en fetos y recién nacidos así como complicaciones neurológicas. Aunque dicha asociación se encuentra aún en investigación, las evidencias actuales la apoyan fuertemente, lo que convierte a las embarazadas en el grupo de mayor riesgo. Las recomendaciones y acciones de prevención y promoción de la salud deben considerar de manera especial a este grupo de población.

Detalle de una hoja, de color verde
Sanidad Ambiental

 Vigilancia del mosquito tigre. Prevención del Zika

Brote de enfermedad por virus Zika en la Región de las Américas