Estructura morfológica del virus ébola

Ébola

Enfermedad por el virus Ébola

La enfermedad por el virus Ébola (EVE) es una enfermedad hemorrágica febril causada por un virus del género Ebolavirus, que afecta a personas y a primates no humanos (monos, gorilas y chimpancés). Otros animales son portadores del virus, pero no desarrollan la enfermedad.

¿Qué medidas preventivas se pueden tomar?

En áreas fuera de la zona epidémica, como España, no se aconsejan medidas especiales de higiene y prevención aparte de evitar el contacto directo con los fluidos y secreciones corporales de pacientes o animales infectados.

En áreas epidémicas, como es el caso de las áreas afectadas actualmente en la República Democrática del Congo, se aconsejan las siguientes pautas de comportamiento:

  • Practicar cuidadosamente una buena higiene personal.
  • Evitar el contacto con sangre o líquidos corporales.
  • No tocar objetos que puedan haber estado en contacto con la sangre o los líquidos corporales de una persona infectada.
  • Evitar los rituales de sepultura y costumbres funerarias que requieran tocar el cuerpo de alguien que haya muerto debido a la enfermedad por el virus Ébola.
  • Evitar el contacto con murciélagos y primates no humanos, o con la sangre, los líquidos corporales o la carne cruda preparada de esos animales.
  • Evitar ir a los hospitales donde reciben tratamiento pacientes con la enfermedad por el virus Ébola.
  • Después del regreso, vigilar la salud durante 21 días y solicitar atención médica inmediatamente si aparecen los síntomas de la enfermedad por el virus Ébola.

Más información

¿En qué consiste el tratamiento?

Para esta enfermedad, se realiza un tratamiento de los síntomas a medida que aparecen. Las medidas de soporte del paciente son las medidas más importantes. Es importante detectar temprano la enfermedad para proporcionar atención adecuada al paciente y prevenir la propagación de la infección. En estos momentos, se están usando tratamientos experimentales autorizados por los organismos internacionales competentes. Actualmente, existen vacunas en fase experimental que ya han sido utilizadas al final de la epidemia de EVE de África del Oeste en 2014-16, donde demostraron una alta eficacia. Estas vacunas han sido utilizadas también en los últimos brotes ocurridos en 2018 en la República Democrática del Congo. A nivel internacional se trabaja en el desarrollo de tratamientos para prevenir y combatir la enfermedad.

Más información

Fondo con testura

Información general sobre la enfermedad por el virus Ébola (MSCBS)