Plato de boquerones en vinagre

Anisakiasis: una zoonosis fácil de prevenir

Comer pescado es sano y saludable

El consumo de cierto pescado (salmón, sardinas, boquerones...) y cefalópodos (calamares, pulpo, sepia...) que contengan el parásito llamado Anisakis puede provocar alteraciones digestivas (anisakiasis) y, en algunas personas, reacciones alérgicas graves.

Para evitar la anisakiasis, basta con seguir unas sencillas recomendaciones en el hogar.

 

 

Sushi con huevas

 

La enfermedad llamada “anisakiosis" o "anisakiasis” se contrae por comer productos de la pesca que tienen larvas vivas de unos gusanos llamados anisakis.

No está permitido vender productos pesqueros que estén visiblemente parasitados.

 

¿Qué es la anisakiasis?

La anisakiasis es la parasitosis que se produce tras el consumo de pescado crudo o insuficientemente cocinado (peces y/o cefalópodos) parasitado por larvas de anisakis vivas.

¿Qué síntomas produce la anisakiasis?

Los síntomas se producen cuando la larva se adhiere o penetra en la mucosa del tubo digestivo del humano: dolor abdominal de tipo cólico acompañado o no de vómitos y náuseas y alteración del ritmo intestinal.

En otras personas puede presentarse una alergia posteriormente aunque las larvas presentes en el pescado se hayan inactivado por congelación o por cocción.

Además, en algunas personas pueden producirse reacciones inmediatas de tipo alérgico: desde urticaria hasta el choque anafiláctico (taquicardia, dificultad respiratoria, tos, fatiga…).

Hablemos del parásito Anisakis...

Los anisakis son unos nematodos (gusanos) que parasitan a distintos animales marinos según sus diferentes fases larvarias.

El riesgo de enfermedad para el hombre se produce cuando las larvas parasitan los peces y los cefalópodos (pulpo, calamar..). Cuando estos animales mueren, las larvas del anisakis atraviesan las paredes de su tubo digestivo pudiendo llegar a los músculos (carne), a otras vísceras como el hígado o incluso llegar a niveles cercanos a la piel. 

Anisakis visto desde el microscopioAspecto: Las larvas de estos gusanos son redondos, parecidos a un fideo, de unos 3 centímetros de largo y 1 milímetro de ancho, de color blanco casi trasparente o de color pardo y pueden enrollarse en forma de espiral. Se pueden encontrar también encapsulados en la musculatura de los peces. Cuando están vivas, las larvas se mueven.

La práctica de  eviscerar los pescados (retirar las tripas) en alta mar y arrojar sus vísceras al agua favorece la propagación del parásito y por tanto, la aparición de un mayor número de pescados infestados. 

¿En qué alimentos se encuentra?

*ALERGIA A ANISAKIS: las personas alérgicas al anisakis pueden comer pescados de agua dulce, ya que el anisakis parasita productos de la pesca de agua salada. Además, en los pescados criados en piscifactorías se controlan las condiciones de alimentación y manipulación, lo que reduce muchísimo el riesgo de infestación. 

Si usted es alérgico, no incluya en su dieta productos que pueden producir anisakiasis sin consultar antes con su médico: aunque se hayan congelado adecuadamente, no se puede descartar totalmente que algunas personas sensibilizadas tengan riesgo de reacción alérgica. 

Archivos