Coches compartidos

Vehículos compartidos o ‘carsharing’

Desde hace algún tiempo el alquiler de vehículos por horas ha ido ganando usuarios y ocupando su espacio, en especial, en el centro de las grandes ciudades.

Conocido como “carsharing” consiste en el alquiler de un vehículo durante un tiempo concreto, pudiendo ser horas y minutos y en la misma ciudad en la que residen los usuarios, como si se tratara de un transporte público más. Este tipo de servicio ha empezado a incluir en los últimos tiempos, además de los automóviles, el alquiler de otro tipo de vehículos como las motos, las bicicletas o incluso los patinetes.

Está dirigido principalmente a aquellos usuarios que necesitan desplazarse por el centro de la ciudad o bien, para aquellos que necesitan un vehículo de manera ocasional. Están disponibles en distintos lugares (aparcamientos públicos, por ejemplo), o bien, directamente en la vía pública, por lo que resulta muy cómodo para el usuario alquilarlo.

En el siguiente reportaje del Portal del Consumidor de la Comunidad de Madrid detallamos sus principales características y ofrecemos algunos consejos para utilizarlos de manera segura.

 

Cómo se utilizan

 

Estos vehículos están a disposición de los usuarios de forma casi inmediata, de manera que si necesita uno, lo puede alquilar rápidamente. Para poder hacer uso de cualquiera de estos servicios (coche, moto, bicicleta o patinete) previamente deberá darse de alta en la página web de la empresa de alquiler.

  • En el caso de que para hacer uso del vehículo se necesite algún permiso, como el carnet de conducir, siga las instrucciones que le ofrezca la compañía para darlo de alta y confirmar que puede hacer uso de su flota de coches o motos.

Una vez dado de alta, para utilizar el servicio únicamente necesitará un móvil smartphone con la aplicación instalada, que le permitirá buscar uno disponible por la zona en la que se encuentre, activarlo y hacer uso de él.

En el caso de los automóviles y las motocicletas, la mayor parte de ellos son eléctricos y cuentan con el distintivo Cero Emisiones, lo que les permite circular y estacionar en zonas verdes y azules, quedando exentos del pago del tique. Esto resulta muy conveniente para los usuarios que utilicen el vehículo en la zona centro de las ciudades, que tiene limitaciones en el acceso a vehículos sin distintivo ambiental o con etiquetas B y C.

Además, pueden circular por las áreas de prioridad residencial (APR), estas son, zonas por donde únicamente pueden circular los vehículos autorizados, y los residentes en el barrio que estén dados de alta en el S.E.R (Servicio de Estacionamiento Regulado).

 

Principales características del alquiler de vehículos compartidos

 

  • El alquiler se realiza siempre sin conductor, como un servicio tradicional de arrendamiento de vehículos.
  • El pago del servicio se realiza autorizando a la empresa a realizar el cobro a través de tarjeta de crédito. Se realiza en el momento del alta del servicio.
  • El cobro se realiza exclusivamente por el tiempo exacto que se haya utilizado el vehículo. En algunas empresas puede haber una limitación de tiempo, para favorecer el uso de los vehículos por la mayor cantidad de usuarios posible, en otras se establece un periodo mínimo y es posible alquilarlos durante más tiempo. Revise bien estas limitaciones para elegir la opción que más le convenga.
  • El alquiler y la devolución de los vehículos se realiza en los lugares que la empresa haya designado, sin que sea necesario desplazarse ni devolver la llave, ya que se activan y se desactivan con el teléfono móvil, o con una llave electrónica de la que dispone el usuario cuando se da de alta en el servicio.
  • En el caso de las motocicletas, la mayoría suele incluir el casco obligatorio en el asiento del conductor.
  • El servicio de alquiler suele incluir un seguro (la mayoría de las veces con franquicia) y el combustible (según lo establecido en el contrato de alquiler). La cobertura de estos seguros es muy similar a la que suelen incluir las empresas de alquiler convencionales, sobre todo en lo referente a la exclusión de cobertura en caso de robo de objetos personales y daños en los neumáticos.

Recomendaciones

 

Cuando se utilizan este tipo de vehículos es conveniente seguir una serie de recomendaciones que permitirán que la experiencia sea segura y que sus derechos como consumidor son respetados:

  • Descargue los términos y condiciones del servicio de la página web de la empresa y, antes de aceptarlos, revíselos con mucha atención, en especial los referentes al seguro, combustible y responsabilidad por posibles daños al vehículo. La aceptación de estos términos y condiciones, tanto si se realiza por vía electrónica o por otro cauce de contratación a distancia, o presencialmente supone su integración en el contrato y la obligación de su cumplimiento.
  • Antes de utilizar el vehículo, revíselo bien, inspeccione los posibles daños que pudiera tener, anótelos, póngalos en conocimiento de la empresa para evitar cualquier reclamación posterior y tome fotografías del vehículo. Los daños que existan deberían estar detallados (normalmente, en el mismo vehículo, en el sistema electrónico), pero asegúrese de que estén todos los que tiene realmente el coche en el momento del alquiler, o podrían responsabilizarle de los daños no declarados.
  • En el caso de las motocicletas y los coches, es conveniente que compruebe el distintivo ambiental que tiene la flota de vehículos de la compañía antes de alquilarlo. Le permitirá conocer por donde puede circular y estacionar.
  • Devuelva el vehículo en las mismas condiciones que al iniciar el alquiler.
  • Recuerde que debe cumplir con la normativa en materia de tráfico, circulación de vehículos a motor y seguridad vial. Cualquier infracción que cometa de este tipo será responsabilidad del conductor autorizado o, en su caso, de los ocupantes.
  • No exceda la velocidad permitida para ningún tipo de vehículo, incluyendo las bicicletas y monopatines y respete a los peatones.
  • En el caso de los coches, si fuma, procure no hacerlo dentro del vehículo, ya que en muchas ocasiones supone un cargo extra en la factura.
  • Guarde los tiques de combustible, en caso de que tenga que devolver el vehículo con el depósito lleno.
  • Revise la factura (podrá descargarla con la aplicación de móvil o en su página web) y los cargos que le hayan hecho en su cuenta, para comprobar que no le hayan cobrado conceptos que no deban.

 

Reclamaciones

 

Para realizar una reclamación, puede solicitar una hoja de reclamaciones en las oficinas de la empresa de alquiler de coches, o bien, puede poner una reclamación en la Oficina Municipal de Información al Consumidor más cercana a su domicilio, o en la Dirección General de Comercio y Consumo o bien de modo presencial o bien, por Internet.

Puede consultar más información sobre coches de alquiler en este reportaje del Portal del Consumidor.