Servicio de asistencia técnica

Servicio de asistencia técnica: qué se debe tener en cuenta

Cuando se estropea un electrodoméstico, un aparato doméstico o electrónico que tenemos en casa, en muchas ocasiones, como consumidores nos surge la duda de qué podemos hacer o a dónde debemos acudir para arreglarlo.

Para estos casos, existen los servicios de asistencia técnica (SAT), establecimientos o personas que se dedican a la reparación de estos aparatos, tanto a domicilio como en los locales que tienen habilitados.

Además de reparaciones puntuales, estos SAT también pueden ofrecer otro tipo de servicios como el mantenimiento, la instalación o la conservación de estos aparatos. Dada la peculiaridad del trabajo que realizan, existe una normativa específica que ampara los derechos de los consumidores que utilizan este tipo de servicios.

En ocasiones, estas reparaciones implican el desplazamiento de un técnico a su domicilio para supervisar la avería o el uso de piezas de recambio cuando una se estropea y es por ello importante exigir cierta garantía en la reparación. En el siguiente reportaje desde el Portal del Consumidor de la Comunidad de Madrid ofrecemos algunas claves, para saber si nos están atendiendo correctamente y ofreciendo las garantías que exige la ley.

 

Derechos como consumidor: presupuesto previo, factura y garantía de depósito

 

Siempre que solicite los servicios de un SAT, tiene derecho a recibir un presupuesto previo por escrito, antes de la reparación del aparato, que tendrá una validez de 30 días, desde su entrega. En él deberán constar, entre otros, el precio total de la reparación, incluyendo las piezas de repuesto a utilizar, así como la fecha prevista de entrega del aparato reparado.

El presupuesto previo es gratuito, excepto en el caso de que, habiéndolo solicitado, no lo acepte. En ese caso, el SAT deberá devolverle el aparato en las mismas condiciones en que se entregó y entonces abonará el precio de elaboración del presupuesto. Recuerde que puede también renunciar a solicitar el presupuesto.

Si el aparato queda depositado en las instalaciones del SAT, deberán entregarle un resguardo acreditativo del depósito, que le servirá para confirmar que el aparato queda en su local. Si ha firmado el presupuesto previo, este servirá como resguardo.

Recuerde que todas las piezas utilizadas para la reparación han de ser nuevas, excepto que de su consentimiento para que sean usadas. Puede solicitar también las piezas de repuesto que le han sustituido del aparato.

En el caso de que, durante la reparación, surge alguna otra avería o defecto oculto, el servicio de asistencia técnica deberá comunicárselo inmediatamente. Puede decidir si desea o no continuar con la reparación del aparato con la nueva avería y plasmarlo por escrito con su firma.

Una vez finalizado el arreglo, como consumidor tiene derecho a recibir una factura por los servicios, en la que vendrán desglosados, entre otros, datos sobre la marca y el modelo del aparato, las operaciones realizadas, el precio, las piezas de repuesto utilizadas o el tiempo de mano de obra.

Existen también los servicios de asistencia técnica de marca, que son los establecimientos o profesionales que poseen una autorización por escrito del fabricante o de su representante legal en España, por lo que pueden ostentar el distintivo de esa marca tanto en el exterior como en el interior del local. Estos servicios oficiales de marca no están obligados a reparar aparatos de marca distinta a las que representan.

Garantía y derecho de desistimiento

 

En cuanto a las garantías de estas reparaciones, sepa que como mínimo tienen un periodo de validez de tres meses e incluye la mano de obra, las piezas de repuesto y el desplazamiento. Además:

  • No podrá reclamar una nueva reparación con cargo a la garantía cuando la avería se produzca por un uso inadecuado del aparato o por causas de fuerza mayor.
  • Si se debe realizar un nuevo arreglo durante el periodo de garantía, este plazo quedará suspendido hasta que esté de nuevo arreglado. Si el SAT decida entregar un aparato nuevo al no poder arreglar el antiguo, se renovará el plazo de garantía y este comenzará a tener vigor desde la entrega del nuevo aparato.
  • El servicio de asistencia técnica no se responsabilizará de una avería que tenga que ver con la no aceptación por parte del usuario de la reparación de averías ocultas previamente comunicadas, siempre que esta falta de aceptación se haga constar en la factura.

Recuerde que no se aplicará el derecho de desistimiento cuando solicite a la empresa que le visite para efectuar operaciones de reparación o mantenimiento urgente; salvo si, en esa visita, el técnico presta servicios adicionales a los solicitados o suministra bienes distintos de las piezas de recambio utilizadas para efectuar la reparación o mantenimiento. En ese caso el derecho de desistimiento se aplicaría a dichos servicios o piezas adicionales.

 

Obligaciones como consumidor: gastos de desplazamiento y almacenamiento

 

Como consumidor, también tiene una serie de obligaciones cuando contrata alguno de estos servicios de asistencia técnica.

  • Recoger el aparato en un plazo máximo de un mes desde que le informan de que la reparación está terminada. Si no lo hace, debe saber que le pueden cobrar gastos de almacenamiento.
  • Abonar los gastos de desplazamiento, si el técnico debe acudir a su domicilio. Pero solo se los pueden cobrar una vez, aunque el profesional haya necesitado más de un desplazamiento.

Reclamaciones

Si se encuentra con algún problema en relación a algún servicio que haya contratado, puede presentar una reclamación solicitando una hoja de reclamaciones en el establecimiento y presentándola en la Oficina Municipal de Información al Consumidor más cercana a su domicilio, en la Dirección General de Comercio y Consumo de la Comunidad de Madrid, o a través de Internet.