Jueguen

Que no jueguen con tus derechos: Internet seguro

El próximo viernes 15 de marzo se celebra el Día Mundial de los derechos del Consumidor. La Dirección General de Comercio y Consumo tiene preparadas varias actividades para celebrar este día, centradas en el uso de las nuevas tecnologías, la publicidad o las compras online dirigidas a los más jóvenes, que son, en general, menos conscientes de los riesgos que pueden afectan a su seguridad en Internet.

Así, los talleres y charlas estarán encaminados a que aprendan la importancia de proteger la privacidad de sus datos y sean conscientes de los peligros que supone facilitar más información de la necesaria cuando compran a través de la red, chatean en sus redes sociales o se descargan una aplicación para el móvil.

En el siguiente reportaje del Portal del Consumidor ofrecemos algunas claves para navegar por un Internet más seguro:

 

#quenojueguencontusderechos: cuida la privacidad de los datos que facilitas

 

La Dirección General de Comercio y Consumo tiene editada una guía práctica que ofrece consejos prácticos sobre cómo protegerse en internet cuando descargue contenidos, aplicaciones y juegos para móviles, o utilice las redes sociales, o el correo electrónico:

  • Antes de descargar contenidos, aplicaciones o juegos, lea con atención la información sobre su precio. Recuerde que no todas las descargas son gratuitas.
  • Elija los perfiles más seguros en las redes sociales, aplicaciones o chats. Proteja su intimidad y antes de hacer clic, reflexione sobre la información o imagen que va a enviar o compartir.
  • Desconfíe de los correos electrónicos, juegos online, chats o mensajes de origen desconocido o no identificado y no facilite sus datos si no conoce la identidad de quien los trata y con qué finalidad se los pide.
  • Controla su gasto de minutos y megas. Tenga en cuenta que, una vez que se agoten, el consumo adicional tendrá un coste extra.

Además, recuerde que tiene derecho a la protección de sus datos personales, es decir, es suya la capacidad de disponer y decidir sobre toda su información personal. Por lo tanto, antes de facilitar cualquier dato personal o bancario, es importante que sepa quién lo está solicitando y para qué van a ser utilizados.

Además…

 

Redes sociales

 

Cada día más, las redes sociales son un fenómeno de masas. Pero se deben usar con moderación:

  • Evite dar información y datos personales que puedan servir a un ladrón para robarle, y no sólo online, sino también en su vida cotidiana: evite localizar su domicilio en ninguna red social, dar datos acerca de sus horarios o actividades habituales, no comente donde se vas de vacaciones. Se trata de información muy sensible, que muchas veces compartimos en la red sin meditar qué podría suceder si cae en malas manos.
  • Revise la configuración de privacidad de sus redes sociales, para asegurarse de que comparte lo que quiere y con quien quiere.
  • Es conveniente, cada cierto tiempo, borrar el historial de navegación del ordenador, que almacena las páginas visitadas recientemente.

Claves para escoger una buena contraseña

 

Las contraseñas que usamos para entrar en Internet son las llaves que dan acceso a nuestros datos personales. Por lo tanto, es importante establecer contraseñas fuertes que sean difíciles de adivinar. Para ello:

  • No use la misma contraseña para todos los sitios web (redes sociales, correo electrónico, servidores virtuales, compras en la red…).
  • No use datos obvios para las contraseñas como fechas de nacimiento, nombres de tus mascotas, así como tampoco secuencias de números o letras correlativos como “12345” o “abcde”. La contraseña ideal contiene una combinación de letras mayúsculas y minúsculas, números, y caracteres especiales.

En general, siempre que salga de una página web en la que haya tenido que introducir una combinación de usuario/contraseña, use la opción "cerrar sesión", para que no se queden almacenados en el navegador de manera accidental.

Asimismo, muchos servicios online (en especial las entidades bancarias) permiten la activación de un doble sistema de seguridad, consistente en solicitar un código o PIN adicional durante el proceso de registro o de formalización de compra, que llegará a través de un canal al que sólo él tiene acceso cómo, por ejemplo, el teléfono móvil o correo electrónico.

De esta manera, se garantiza que la transacción o registro está siendo doblemente segura. Es el conocido como doble verificación o verificación en dos pasos.

 

Estafas a través del correo electrónico: cuidado con el phising y el ransomware

 

Son dos técnicas usadas por los delincuentes para obtener información personal o de cuentas bancarias de los usuarios a través del envío de correos y con las que se debe tener especial atención.

El phising consiste en el envío de correos electrónicos, que aparentemente proceden de una entidad legítima, como un banco, una red social o una empresa privada, en el que se requiere información personal o bancaria a cambio de supuestos beneficios como premios u ofertas de trabajo.

El ransomware es un virus que bloquea el ordenador y muestra un mensaje que parece proceder de la policía, en el que se nos exige una cantidad de dinero, en concepto de multa por haber supuestamente accedido a páginas de contenido ilegal.

Para que estos y otras estafas a través del correo electrónico no le sucedan, siga estas recomendaciones:

  • Utilice un antivirus para el ordenador y actualícelo con frecuencia.
  • Sea precavido ante los correos que aparentan ser de entidades bancarias. No introduzca ningún dato bancario a través de los enlaces de ese correo. Las entidades bancarias no piden esos datos por correo electrónico.
  • Sospeche si el texto contiene errores gramaticales, o si el mensaje le obliga a tomar una decisión en pocas horas. Además, estos correos le solicitarán, en algún momento, que envíe dinero o alguna información personal, por lo que desconfíe.
  • En caso que detecte que está ante un caso de phising ransomware no conteste al correo electrónico y no acceda a los enlaces facilitados, ni descargue ningún documento.