Motor coche

La inspección Técnica de Vehículos (ITV)

La Inspección Técnica de Vehículos (ITV) está destinada a asegurar que los vehículos que se encuentran en circulación cumplen una serie de condiciones técnicas mínimas que permiten garantizar la seguridad de las personas, reducir al máximo el riesgo de accidentes por causas técnicas y proteger el medio ambiente a través de la reducción de los gases de escape.

Existen dos tipos de inspecciones:

Tabs

Periódicas
 

Son inspecciones a las que deben someterse todo tipo de vehículos con una periodicidad establecida por Real Decreto que varía en función de su clase, antigüedad y el uso al que se destinan.

No periódicas
 

Son inspecciones que únicamente deben ser realizadas cuando se dan ciertas circunstancias, como es el caso de prematriculaciones, legalización de reformas hechas en vehículos, inspecciones para la emisión de duplicados de tarjetas de ITV, etc.
 

Las Estaciones de ITV son los lugares donde se llevan a cabo las inspecciones técnicas de vehículos. Estas instalaciones pueden ser gestionadas directamente por las Comunidades Autónomas o por empresas autorizadas por éstas.

En el caso de la Comunidad de Madrid, el órgano competente para autorizar el funcionamiento de las Estaciones de ITV y llevar a cabo su posterior control es la Dirección General de Industria, Energía y Minas.