Alojamientorural

Casas y hoteles rurales: escapadas con garantías

El mes de diciembre es sinónimo de escapadas rurales. Cada vez es más frecuente que las familias se reúnan para pasar las navidades en las casas rurales que ofrecen algunos de los pueblos con encanto de la Comunidad de Madrid.

Ya sea para respirar aire puro, hacer salidas de trekking o tener unas vacaciones esquiando, los alojamientos, hoteles y casas rurales se están convirtiendo en una opción muy utilizada por los consumidores en esta época del año.

Qué tipos de servicios deben ofrecer, cuáles son las instalaciones mínimas requeridas para cada tipo de establecimiento, o cómo puedo cancelar la reserva, son algunas de las cuestiones que se deben tener en cuenta cuando se reserva un alojamiento de estas características. Desde el portal del Consumidor de la Comunidad de Madrid se ofrecen algunas recomendaciones para que la estancia en estos lugares sea lo más acogedora posible.

 

Recomendaciones generales

  • Estos establecimientos pueden ser de varios tipos, en función de si ofrecen el alquiler completo de la vivienda o bien por habitaciones. En este sentido, podemos distinguir entre hoteles rurales, apartamentos rurales y casas rurales.
  • Todos los establecimientos deben ofrecer una información clara sobre los precios y las características del alojamiento. La publicidad es vinculante, por lo que se debe cumplir con lo especificado en los anuncios. Los alojamientos deben exhibir su categoría en la entrada del establecimiento, con un distintivo en forma de hoja. 
  • Todos estos alojamientos, independientemente de su categoría y tipo, deben estar limpios, en buenas condiciones de conservación e higiene y disponer de agua caliente. Asimismo, deben tener energía eléctrica, calefacción y agua potable. 
  • Los propietarios están obligados a entregar una factura por los servicios prestados. Es importante recordar que deben aparecer, entre otros, el desglose por días de los servicios prestados y la fecha de entrada y de salida.

Hoteles Rurales

En esta categoría se encuentran los establecimientos que ocupan la totalidad de un edificio, tienen salidas y accesos de uso exclusivo y cuentan con un mínimo de dos habitaciones hasta un máximo de 50 o 100. Se clasifican en tres categorías, representada con la imagen de una hoja y cada uno de ellos debe cumplir con una serie de requisitos técnicos, dependiendo de su calidad.

En lo referente a las instalaciones, estos deben cumplir una serie de requisitos como:

  • Disponer de habitaciones con ventilación directa al exterior, cuarto de baño completo y una altura de al menos 2,5 metros. Así como de cama de 1,35 x 1,9 o dos camas de 0,90 x 1,9 en las habitaciones dobles, y de 0,9 x 1,9 en las habitaciones individuales.
  • Ofrecer servicio de desayuno, limpieza diaria, lavandería y planchado, información turística del entorno así como contar con un bar y un salón que puede ser compartido con el de comedor.

 

Casas rurales

Con un mínimo de 4 plazas y un máximo de 20, las casas rurales son otros de los tipos de establecimientos preferidos para pasar unos días con familia a las afueras de Madrid. Ofrecen servicio de alojamiento con o sin comida, y pueden alquilarse por partes o íntegramente, abarcando la totalidad del edificio.

Es obligatorio que haya un encargado o responsable siempre a disposición de los clientes, para facilitar el alojamiento y resolver posibles incidencias.

Asimismo, es obligatorio que la misma esté equipada con lo básico y necesario para una estancia como ropa de cama, mesa y baño, cubertería y cristalería y mobiliario adecuado. En cuanto a la cocina, esta debe contar con un extractor de humos, frigorífico y cocina con, como mínimo, dos fuegos.

 

Apartamentos rurales

Por último, los apartamentos rurales se componen de estancias integradas en edificios de uso exclusivo, dotadas de instalaciones y servicios suficientes para la elaboración y conservación de alimentos y destinadas de forma habitual al alojamiento turístico.

Entre los requisitos fundamentales para este tipo de alojamientos, se encuentra que deben tener una sala de estar-comedor adecuada al número de plazas y una cocina instalada en una pieza independiente o integrada en el salón de forma diferenciada, con ventilación al exterior o forzada, material de menaje y electrodomésticos.

 

Reclamaciones

En caso de no estar conforme con alguno de los servicios contratados puede presentar una reclamación solicitando la hoja de reclamaciones en la página web y presentándola en cualquier formato en la Dirección General de Turismo de la Comunidad de Madrid (C/ Gran Vía, 43. 28013 Madrid) o a través de Internet, por la sede electrónica de la Comunidad de Madrid.