Bajas y portabilidad

Bajas y portabilidad en telefonía, lo que hay que saber

En telefonía móvil, alguna de las gestiones que más quebraderos de cabeza provocan en los consumidores y que más reclamaciones acumulan son los relacionados con telefonía e internet y entre ellas, las relativas a portabilidad y bajas.

Dudas sobre cuáles son los plazos para realizar el cambio de operador, cómo se puede desbloquear el terminal o cómo darse de baja de la compañía, son algunos de los interrogantes que más se plantean los usuarios.

En el siguiente reportaje, se ofrecerán algunas claves para realizar estas gestiones con garantías y conociendo siempre de primera mano cuales son los derechos que amparan al consumidor.

 

Portabilidad

 

En telefonía, se denomina portabilidad a la conservación del número de teléfono cuando se cambia de operador. Como usuario, este cambio se puede hacer en cualquier momento y sin tener que justificar la causa, y la operadora deberá establecer las condiciones y procedimientos que faciliten le este cambio, sin que en ningún momento puedan ponerle impedimentos.

Recuerde además que:

  • No pueden negarle la portabilidad por tener una deuda pendiente con el operador del que se quiere ir. 
  • Se puede realizar por teléfono: En este caso, tenga en cuenta que este procedimiento está fuertemente regulado, y para que tenga validez, entre otros, se deben cumplir unos requisitos mínimos como por ejemplo que la llamada debe realizarla una persona y no un medio automático, o que la conversación se está grabando, así como indicarle siempre la fecha y la hora de la conversación. 
  • El plazo para que se haga efectiva no debe ser superior a un día hábil desde que la compañía reciba la solicitud, en caso de telefonía móvil; de dos días hábiles para cambios de su operador de teléfono fijo y de 6 días en caso de que el nuevo servicio que esté contratando sea un paquete de internet, televisión, telefonía fija…
  • Si necesita liberar su móvil, puede solicitar a su anterior operadora el código de desbloqueo. Deben facilitárselo y no ponerle trabas, aunque no se haya cumplido el compromiso de permanencia.  
  • Si decide cancelar su portabilidad, tenga en cuenta que si lo contrata por teléfono, dispone de un plazo de 14 días naturales para desistir del contrato, sin necesidad de justificar esta decisión.

Existen una práctica, denominada slamming, que consiste en intentar retener a un cliente o evitar que se cambie de operador sin su consentimiento. Para combatir y proteger al consumidor de esta, se han establecido una serie de procedimientos y medidas que impiden a los operadores realizar estas operaciones. Recuerde que tiene derecho a recibir una información adecuada sobre el estado de su portabilidad en todo momento durante el proceso. Cualquier retraso o abuso durante el mismo le dará derecho a reclamar una compensación al operador.

Baja de la operadora

 

En el caso de que quiera darse de baja de su operadora de teléfono, es conveniente que avise a la compañía con al menos, dos días hábiles antes del siguiente periodo de facturación. La operadora no podrá cobrarle por ningún servicio por una causa no imputable, una vez transcurridos dos días desde la solicitud de la baja.

Además:

  • Recuerde que puede solicitar la suspensión del servicio de manera temporal por un período comprendido entre uno y tres meses.
  • Si el alta se ha realizado vía telefónica, la ley establece que la baja se puede hacer del mismo modo. Pida siempre un número de referencia cuando solicite la baja por teléfono y, si lo desea, un documento que la acredite.
  • Usted tiene derecho a finalizar el contrato en cualquier momento, aunque en él se mencione un periodo mínimo de permanencia. Pero sepa que, en este caso, le pueden cobrar algún tipo de penalización, revise su contrato para consultar la cantidad.
  • En el caso de que la compañía cambie las condiciones del contrato o las tarifas, debe avisarle con un mes de antelación y si no está conforme con las nuevas condiciones, tiene derecho a ponerle fin y darse de baja del servicio sin pagar ninguna penalización. Si su contrato tiene asociado la adquisición de un terminal a plazos, tendrá que abonar la cantidad que resta o continuar pagándolo hasta que la deuda quede saldada.

 

Reclamaciones

 

Si no está conforme con alguno de los servicios contratados, reclame en primer lugar a su compañía de telefonía. Si en el plazo de un mes no le dan respuesta, o la que le dan no le satisface: