Hemos desarrollado el 87 % de las medidas de la Estrategia de Inclusión Social

http://www.comunidad.madrid/sites/all/themes/drpl/logo.pngComunidad de Madrid
ceg25

La Comunidad de Madrid ha puesto en marcha, dos años después de su inicio, el 87 % de las medidas contenidas en la Estrategia de Inclusión Social regional, ya cumplidas o en curso. Así lo ha destacado la consejera de Políticas Sociales y Familia, Lola Moreno, durante su comparecencia en la Asamblea de Madrid para hacer balance del desarrollo de esta Estrategia, “la hoja de ruta del Gobierno de la Comunidad en su trabajo por la inclusión social efectiva de todos los madrileños y atendiendo a un carácter transversal”, ha subrayado.

http://www.comunidad.madrid/sites/default/files/img/anatomia/shutterstock_526769410.jpg58763922Un grupo de personas con las manos unidas
14 febrero 2019

Muestra del buen resultado de las políticas del Gobierno regional dirigidas a las personas en situación de mayor vulnerabilidad son los datos de la Encuesta de Condiciones de Vida del Instituto Nacional de Estadística (INE), que ponen de manifiesto la evolución favorable de la tasa de riesgo de pobreza o exclusión social (tasa AROPE), con una reducción de más de un punto, del 21,7 % al   20,6 %; lo mismo que de la Tasa de Riesgo de Pobreza, del 18,2 % al 16,9 %.

La consejera ha resaltado las medidas encaminadas a la promoción de la autonomía personal y el apoyo a las familias con personas en situación de dependencia o discapacidad, como el Programa de Vida Independiente para personas con discapacidad o las actividades que se desarrollan a través de los centros de la Agencia Madrileña de Atención Social. 

Igualmente, la Comunidad de Madrid ha trabajado incansablemente por la  inclusión de la mujer en situación de vulnerabilidad, especialmente  aquellas que se encuentran en riesgo de exclusión social, que cuentan con apoyo para el desarrollo de proyectos de integración sociolaboral; mujeres con discapacidad y enfermedad mental, que disponen de actuaciones específicas en formación y empleo, salud, seguridad y protección jurídica; y la Red Madre, que da cobertura a mujeres embarazadas y madres sin recursos y que ha ofrecido atención a casi 18.000 mujeres y menores.

En materia de servicios sociales e integración social y, en concreto en lo que se refiere a la Renta Mínima de Inserción (RMI), se ha impulsado una gestión activa, más ágil, para reducir plazos de tramitación y lograr, al mismo tiempo, un conocimiento más preciso de las personas beneficiarias que facilite su inserción social y laboral, el objetivo principal de esta prestación. 

Renta Mínima de Inserción

El Gobierno regional ha garantizado la cobertura de las necesidades básicas de las personas que están pasando situaciones difíciles, principalmente a través de la RMI, una ayuda que, en la Comunidad de Madrid, a diferencia de otras regiones, no tiene una duración limitada en el tiempo, sino que se mantiene mientras persista la situación de necesidad. 

Lola Moreno ha recordado que “a la Renta Mínima de Inserción hemos dedicado más de 600 millones de euros en esta legislatura, incrementando el presupuesto anual destinado hasta los casi 169 millones de euros, atendiendo a cerca de 42.000 familias y 137.603 personas”.

Además, la puesta en marcha de esta Estrategia de Inclusión Social ha supuesto la mejora en la financiación de la red de servicios sociales de atención primaria, con un incremento en la dotación de los convenios que la ha llevado hasta los 33 millones de euros. “Hemos apostado por los proyectos de integración y acompañamiento en el empleo, que han contado con un 6,7 % más de presupuesto en esta legislatura, teniendo como resultado que un 200 % más de personas, es decir más de 11.500 personas, han podio dejar de percibir la RMI porque han encontrado un empleo”, ha afirmado.

Integración de la población inmigrante

La Comunidad de Madrid continúa siendo un referente nacional en la atención e integración de la población inmigrante con su programa de Centros de Integración y Participación. Además, se ha puesto en marcha el Plan de Inmigración de la Comunidad, que enfatiza en la atención y la integración de los inmigrantes más jóvenes y en los hijos de padres inmigrantes.

A la integración contribuye también el programa de subvenciones a proyectos dirigidos a la atención de población vulnerable, que en 2018 ha permitido financiar 104 iniciativas, con un importe de 3,4 millones. Proyectos que se complementan con los financiados con cargo al 0,7 % del IRPF que, sólo en esta rúbrica, ha alcanzado a 404 proyectos con una inversión de 11,2 millones.

En estos años el Ejecutivo regional ha aprobado planes de inclusión dirigidos a las personas sin hogar y la población gitana, se va a introducir por primera vez la metodología Housing First en el ámbito público regional y se ha creado la Mesa de Diálogo de la Población Gitana para dar voz propia, por primera vez en el ámbito institucional regional, a las asociaciones del pueblo gitano.

Lucha contra la LGTBIfobia y completa Red de recursos

Moreno ha destacado el cumplimiento de los mandatos de las leyes 2 y 3 de 2016 de la Comunidad sobre identidad y expresión de género y la lucha contra la LGTBIfobia, con un incremento exponencial de las acciones de formación y sensibilización, el desarrollo de protocolos y guías formativos y preventivos, la atención a víctimas de agresiones, la promoción de la igualdad en ámbitos como el cultural y el deportivo y el impulso de la tramitación de los decretos de desarrollo de las leyes y de creación del Consejo LGTBI de la Comunidad.

La Comunidad de Madrid dispone de una completa red de recursos, compuesta por una red de comedores sociales con más de 1.000 plazas; por el Programa Integral para la Inserción de Personas en Situación de Exclusión y Riesgo de Marginación (con el que se ha atendido a más de 11.000 personas); y un servicio, pionero España, de acogida y asistencia para personas sin hogar en situación de dependencia, con enfermedad crónica o en procesos de convalecencia que estén recibiendo cuidados paliativos o que necesiten apoyo para las actividades básicas de la vida diaria.

Protección de los niños en situación de riesgo social

La consejera ha explicado que la tercera gran área de intervención frente a la exclusión social ha sido la de la protección de los niños en situación de riesgo social. Por ello, la Comunidad de Madrid, a través de esta Estrategia, ha incrementado en casi un 60 % (más de 7 millones) las ayudas de los servicios sociales para atender a las familias con hijos que pasan momentos de dificultad. Además, la región tiene un Programa de prevención y atención a la infancia en situación de vulnerabilidad social, una Red integrada por 49 centros que en esta legislatura ha atendido a 3.444 menores. 

El Gobierno regional también ha puesto en marcha el Programa I+I, Programa de Intervención Integral con menores en riesgo social, “un servicio especializado y orientado a evitar la necesidad de asumir medidas de protección, para lo que disponemos de 11 centros (375 plazas) en los que se les ofrece a los niños y niñas una atención individualizada, especializada e intensiva de carácter social y educativa. En esta legislatura ha atendido a 749 menores”, ha detallado.

La Comunidad cuenta también con los centros maternales Residencia Norte y Villa Paz para proporcionar a jóvenes embarazadas y a madres con hijos de menos de dos años alojamiento temporal, manutención y atención individualizada, para fomentar procesos de aprendizaje para su maternidad e integración. En la legislatura se ha atendido a 600 mujeres y sus hijos. 

“Además, hemos incrementado en un 33 % las subvenciones a entidades sin ánimo de lucro para ayudar a madres sin recursos, embarazadas o con hijos menores de tres años, aumentando un 349 % el número de atendidos, pasando de 3.931 a 17.639; y hemos potenciado el acogimiento familiar de menores, incrementando un 62 % la convocatoria anual de subvenciones para ayudar al sostenimiento económico de los gastos que origina a las familias acogedoras el hacerse cargo de uno o varios menores”, ha detallado Moreno.

Inclusión Social en educación, empleo, vivienda y salud

En materia de educación, en el ámbito escolar, destaca el programa de prevención y control del absentismo escolar, con una dotación anual de 900.000 euros. Además, se han llevado a cabo medidas de prevención del abandono escolar, con actuaciones de compensación educativa en 342 centros públicos de Infantil y Primaria y en 170 institutos y en las 22 aulas para alumnos con serias dificultades de adaptación. Igualmente, se ha puesto en marcha el programa piloto “Educar para ser”.

Para disminuir el fracaso escolar, la Comunidad ha creado el Programa de Acompañamiento y Apoyo en 174 centros públicos de Infantil y Primaria, atendiendo a 4.000 alumnos; y el “Programa Refuerza” en 227 institutos, atendiendo a 9.800 alumnos. También se han dado becas de comedor, material escolar y transporte dirigidas a hogares en situaciones de mayor dificultad y ayudas directas a ayuntamientos para prestar el servicio de comedor a alumnos en situación socioeconómica desfavorecida, en colegios públicos, en los períodos no lectivos (1,4 millones de euros en 2017).

Y para ayudar a los alumnos que optan por la Formación Profesional, la Comunidad, a través de la Consejería de Educación e Investigación, ha ofertado becas para el estudio de Formación Profesional de Grado Superior, de las que se beneficiaron casi 9.000 alumnos, y ha destinado a becas y ayudas una cuantía total en el curso 2018/2019 que superará los 120 millones de euros.

En vivienda y, a través del programa de emergencia social, se han atendido en 2017 un total de 194 casos y se han adjudicado entre 2016 y 2017 hasta 564 viviendas para situaciones de especial necesidad. Igualmente, se ha reforzado el programa de refuerzo de la integración vecinal (ASIVECAM); se han otorgado más de 5.000 ayudas al alquiler y están en tramitación las nuevas bases reguladoras que permitirán llegar a 25.000 hogares.

En materia de salud se ha llevado a cabo el “Estudio de Prevalencia de Malnutrición Infantil” sobre 3.000 niños y niñas de 2 a 14 años; se han realizado numerosas acciones relacionadas con la salud mental en el marco del Plan Estratégico de Salud Mental y Adicciones 2017-2021, así como el refuerzo del Programa de Prevención en Salud, con actuaciones como la actualización y desarrollo de Mapas de la Vulnerabilidad en Salud en Zonas Básicas de Salud como Ensanche de Vallecas, San Isidro y Amposta.