Reconocemos la contribución de la innovación tecnológica con los premios ‘Fermina Orduña’

http://www.comunidad.madrid/sites/all/themes/drpl/logo.pngComunidad de Madrid
ceg25

La Comunidad de Madrid reconoce la contribución social y económica de la innovación tecnológica con la concesión de la primera edición de los premios ‘Fermina Orduña’. Con estos galardones, el Ejecutivo regional distingue el mérito de aquellas personas, como emprendedores, empresarios o investigadores e inventores, que obtienen provecho de la ciencia y la tecnología para crear empleo y riqueza.

http://www.comunidad.madrid/sites/default/files/img/personalidades/_gg_4888.jpg16981086Los premiados
15 enero 2019

El consejero de Educación e Investigación, Rafael van Grieken, ha hecho hoy entrega de los premios, que constan de un galardón y una dotación en metálico de 42.000 euros para cada una de las dos modalidades. En esta primera edición, se han concedido dos premios ex aequo a la trayectoria innovadora. Uno de ellos ha sido para Paloma Frial Suárez, empresaria de larga tradición del sector cárnico madrileño que ha impulsado durante años la investigación y la innovación como base de la competitividad del sector alimentario. En su etapa como presidenta de Embutidos Frial, llegó a invertir más de un 10 % de su facturación anual en I+D+i, pese a la tendencia generalizada contraria de reducción de costes. 

En la actualidad, es presidenta de FrialTech, una empresa que explota una patente conjunta con la Universidad Autónoma de Madrid centrada en la incorporación a la carne de los ácidos omega3 de cadena larga anticolesterol, tan beneficiosos para la salud. 

La otra galardonada ex aequo es Celia Sánchez Ramos Roda, profesora de la Universidad Complutense de Madrid, investigadora desde hace 26 años, titular de múltiples patentes (13 familias de patentes, 448 registros) y de premios internacionales (premio de la ONU, a través de la Organización Mundial de Patentes y Marcas, a la mejor Inventora del Mundo en 2009, y Gran Premio Internacional de Invenciones de Ginebra 2010, por el ‘Método y dispositivo de reconocimiento biométrico mediante córnea’).

Sánchez-Ramos es promotora de varias empresas universitarias de base tecnológica dedicadas a la prevención de la salud ocular. Además, en 2012 fue investida Doctora Honoris Causa por la Universidad Internacional Menéndez Pelayo por su apoyo a la transferencia del conocimiento científico a la sociedad. 

Premio joven innovador

Por último, el jurado ha otorgado el premio Joven Emprendedor a Jaime Lauhlé García Mercadal, empresario de base tecnológica con una startup internacional de éxito, Geoblink, que combina análisis científicos y bigdata al geomarketing, para determinar la viabilidad de puntos de venta, su mejor emplazamiento, o maximizar la rentabilidad de inversiones comerciales o inmobiliarias. Jaime Lauhlé es licenciado en Ingeniería Informática por la Universidad Politécnica de Madrid, ingeniero en Telecomunicaciones por la Universidad francesa ENSIMAG y MBA en la Universidad de Chicago, y cuenta con una sólida formación académica y profesional en el ámbito STEM (Ciencias, Tecnologías, Ingeniería y Matemáticas).

Fermina Orduña, pionera en innovación

Los premios ‘Fermina Orduña’ completan el nuevo sistema de incentivos de la Comunidad de Madrid a la innovación tecnológica y se unen a otros reconocimientos clásicos de primer nivel que otorga el Ejecutivo regional desde hace años, como los premios Miguel Catalán (en ámbitos científico-técnicos) y Julián Marías (en ciencias sociales y humanidades), conocido como los ‘Nobel’ de Ciencia de Madrid.

Con estos premios, el Ejecutivo regional también ha querido rendir homenaje a Fermina Orduña, la primera mujer en España en registrar un invento propio. En concreto, Orduña ideó y patentó, en 1865, un carruaje que transportaba ganado para vender a domicilio leche de burra recién ordeñada, un producto muy apreciado en la época, por las propiedades de refuerzo del sistema inmunitario que se le atribuían.

La apuesta del Gobierno de la Comunidad de Madrid por la investigación y por la innovación tecnológica se ha traducido en un importante incremento de la inversión en I+D+i, hasta llegar a 115,6 millones de euros en 2019, lo que supone más del doble respecto a 2015. Este esfuerzo demuestra la firme apuesta del Gobierno regional por la investigación, la trasferencia de tecnología y la innovación tecnológica, cumpliendo con lo programado en el V Plan Regional de Investigación Científica y Tecnológica, al que se destinarán 420 millones de euros hasta 2020 y que pretende situar a la región madrileña a la vanguardia en I+D+i.

El incremento en la partida incluida en los Presupuestos de este año para investigación e innovación significa un crecimiento de 7,7 millones, un 7 % más que en 2018.