Los Reyes Magos visitaron en Navidad a los pacientes mayores ingresados en el Infanta Elena

http://www.comunidad.madrid/sites/all/themes/drpl/logo.pngComunidad de Madrid
cms-sys-admin

Más de un centenar de pacientes mayores ingresados estos días en el Hospital Universitario Infanta Elena vieron alegrada y amenizada su estancia en el centro, en unas fechas especialmente sensibles y en vísperas de la llegada de los Reyes Magos, gracias a la campaña #NingúnMayorSinRegalos en Navidad, que ABG (Asociación Benéfica Geriátrica) ha puesto de nuevo en marcha en el hospital y con la que, tras el éxito de la pasada edición, cierra la de este año, en la que ha visitado otra decena de centros madrileños.

09 enero 2019

Así, voluntarios de todas las edades acompañaron el pasado viernes a los profesionales de Atención al Paciente y Trabajo Social del Infanta Elena y a los representantes de ABG, a entregar a los pacientes más mayores ingresados en el hospital un pequeño obsequio y a hacerles un regalo aún más especial: su cariño y compañía, sus abrazos y sonrisas y, cómo no, también algún que otro villancico.

Eta campaña persigue paliar el aislamiento y la soledad que sufren muchas personas de edad avanzada, y que puede incluso agravarse cuando están enfermos y hospitalizados, acompañarlos en días tan especiales como las fechas navideñas, favorecer espacios de encuentro intergeneracional con mayores en situación de vulnerabilidad social y ofrecer a través de dichos encuentros el mayor de los presentes: el tiempo, la compañía y el afecto.

Y es que, como recuerda Montserrat Guernica, trabajadora social del Hospital Universitario Infanta Elena, "el ingreso de una persona mayor en un hospital es un impacto no sólo para ella, sino también para la familia". "En muchos casos, además, estas personas no tienen familiares ni ningún acompañante, por lo que estas iniciativas son un auténtico regalo para ellos", añade.

En el mismo sentido se manifiesta Silvia Sierra, coordinadora de ABG, al señalar que el objetivo de este proyecto "es estar al lado de las personas mayores, sobre todo de aquellas que padecen una situación de soledad no deseada o de vulnerabilidad social". "Para erradicar este mal -continua- es imprescindible la implicación de la sociedad, por lo que queremos poner de relieve el papel de los voluntarios, sin los cuales no sería posible el proyecto".