El Hospital Santa Cristina ayuda a recuperar la movilidad articular a 6.000 pacientes cada año

http://www.comunidad.madrid/sites/all/themes/drpl/logo.pngComunidad de Madrid
ceg25

El Hospital Universitario Santa Cristina de la Comunidad de Madrid ayuda a recuperar su movilidad articular a 6.000 pacientes cada año, después de someterse a intervenciones o recibir tratamiento por lesiones, especialmente articulares. Además, el hospital ha diseñado protocolos específicos para que los pacientes que son intervenidos en el centro recuperen su vida habitual lo antes posible, como ha comprobado el consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, en su visita al Servicio de Rehabilitación del Centro.

http://www.comunidad.madrid/sites/default/files/img/personalidades/04_fb_9041.jpg49903368Ruiz Escudero durante la visita
21 diciembre 2018

Entre las lesiones que con más frecuencia atiende este centro están las relacionadas con la movilidad del hombro, especialmente las causadas por la rotura o degeneración del manguito del rotador, los músculos y tendones que hacen posible la movilidad del hombro. Es una de las causas más frecuentes de dolor e incapacidad de esta articulación. El Hospital Santa Cristina rehabilita cada año a más de 200 pacientes con lesiones en el hombro.

El éxito de la recuperación de la lesión del manguito rotador depende tanto de la correcta indicación quirúrgica como del adecuado protocolo de rehabilitación. Es importante mantener una estrecha colaboración entre el paciente, el cirujano y el equipo de rehabilitación con el fin de conocer aspectos como el tamaño de la rotura, los tendones implicados, la calidad del tejido o la resistencia de la sutura tras la operación.

La intervención quirúrgica sigue siendo la primera opción cuando existe una afectación significativa de la función normal del hombro, cuando el tratamiento conservador fracasa o si se ve un deterioro progresivo del espesor del tendón durante el tratamiento. El equipo de Traumatología y Cirugía Ortopédica del Hospital Santa Cristina aborda la intervención mediante artroscopia; el paciente recibe el alta al día siguiente de la intervención, con la indicación de los ejercicios a realizar en su domicilio y sus citas para revisión en trauma y rehabilitación.

Tal y como ha podido comprobar el consejero de Sanidad, cada paciente cuenta con una pauta de rehabilitación específica dependiendo de la lesión que se ha tratado en quirófano. El equipo de Rehabilitación establece los ejercicios a realizar en el centro y en el domicilio del paciente con dos objetivos claros: la recuperación funcional de la articulación y evitar el dolor en el proceso. En el gimnasio del hospital los pacientes realizan los ejercicios que han sido indicados por el médico rehabilitador con ayuda de los fisioterapeutas. 

Pautas y protocolos para retomar las actividades habituales

El Hospital Santa Cristina tiene también establecidos otros protocolos para la rehabilitación, por ejemplo, de la sustitución de la articulación de cadera y rodilla. En este caso, se aplica el llamado fast track, mediante el cual los pacientes operados realizan rehabilitación pocas horas después de la intervención, lo que les permite volver a su casa preparados para poder retomar sus actividades habituales.

También en las sustituciones de cadera actúa el equipo de Traumatología y Rehabilitación, desde el día siguiente a la intervención, para que el paciente vuelva a su casa con la movilidad suficiente para su vida diaria al tiempo que completa su recuperación con los ejercicios que pauta el Servicio.  El Servicio de Cirugía Ortopédica y Traumatología integra a las secciones de Rehabilitación y Reumatología con 22 médicos, 15 de ellos cirujanos, y cuatro  rehabilitadores, 10 fisioterapeutas y dos secretarias, atendiendo cada año a más de 23.000 pacientes.

En 2017, el Hospital Santa Cristina atendió 107.039 consultas, 40.830 de nuevos pacientes, y realizó 10.617 intervenciones quirúrgicas, la mayoría (7.818) mediante Cirugía Mayor Ambulatoria. Además, la Unidad de Cuidados Paliativos recibió 254 pacientes y la Unidad de Cuidados Continuados, para pacientes que precisan una hospitalización prolongada, a 194.