Invertimos más de 900.000 euros en la nueva área de paritorios del Hospital de Móstoles

http://www.comunidad.madrid/sites/all/themes/drpl/logo.pngComunidad de Madrid
ceg25
La nueva área de paritorios del Hospital Universitario de Móstoles permitirá ofrecer a las mujeres el parto de baja intervención, muy demandado por las futuras madres, en condiciones óptimas de comodidad y seguridad clínica. El consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, ha visitado hoy esta nueva área, en la que la Comunidad de Madrid ha invertido más de 900.000 euros. Además, ha recorrido las urgencias de ginecología y obstetricia, que han sido reformadas, y un bloque quirúrgico que incluye una sala de reanimación. En lo que va de año, la Comunidad de Madrid ha invertido en reformas e instalaciones del hospital 4 millones de euros.
http://www.comunidad.madrid/sites/default/files/img/edificios/hospitaldemostoles.jpg21431625Hospital Universitario de Móstoles
08 noviembre 2018

Entre las ventajas de las nuevas instalaciones destacan la comodidad y la intimidad de las cuatro salas de dilatación, que se convierten en paritorio. La nueva zona permite a la mujer poder vivir el parto como un proceso fisiológico, vital para la familia, en un ambiente acogedor. En el ámbito de la maternidad, médicos, matronas, enfermeras y anestesistas trabajan para ofrecer un cuidado individualizado basado en la opinión y también en las necesidades clínicas de cada mujer en cada momento del parto. 

En las nuevas salas de dilatación-parto, la mujer puede vivir el parto junto a su pareja o a la persona que elija y disponer del material de apoyo que prefiera. Las pacientes tienen a su disposición espalderas, ducha sin barreras arquitectónicas, un sillón para descansar, monitorización con telemetría que les permite moverse y pasear, pelotas obstétricas y una cama de parto multiposición para aliviar el dolor de forma natural. Éstas alternativas pueden completarse con anestesia farmacológica, como el óxido nitroso o la anestesia epidural.

Las instalaciones cuentan con una dotación nueva de mobiliario y también de medios de control y diagnóstico, que incluyen una central de monitorización obstétrica de última generación que facilita la monitorización fetal de vanguardia más precisa para realizar el seguimiento de la actividad uterina y del bienestar fetal intrauterino y así poder detectar posibles alteraciones.

Programa ‘Piel con piel’, también tras las cesáreas
 Las cesáreas se realizan en una zona quirúrgica ubicada junto a las salas individuales de dilatación y parto, un área que acaba de ser renovada. También en estos casos, siempre que la situación clínica lo permita, el equipo de obstetricia aplicará el programa ‘Piel con Piel’, centrado en el contacto precoz y en la no interrupción del vínculo madre e hijo en las primeras horas del puerperio, tras el nacimiento. 

Además de la excelencia profesional en el ámbito de la maternidad, el hospital cuenta con un servicio de neonatología, dotado de 11 camas, que atiende a los recién nacidos de más de 28 semanas, y de una UCI Neonatal. En esta unidad, y siguiendo la línea de humanización implantada en todo el proceso, los padres pueden estar junto a sus hijos las 24 horas del día. Trabajando en este sentido de la humanización del parto y del fomento de la lactancia materna, el año pasado el Hospital Universitario de Móstoles alcanzó la Fase II de IHAN (Iniciativa de Humanización de la Asistencial al nacimiento y la Lactancia), que concede UNICEF.

El centro organiza asimismo charlas informativas mensuales para embarazadas y posibles visitas a paritorios, además de consultas directas e individuales de lactancia materna que dirigen las matronas, consultas de seguimiento realizadas desde el servicio de neonatología a todos los niños que nacen en el hospital y se ha reforzado desde hace tiempo la atención a la mujer embarazada y a los bebés. El Servicio de Ginecología y Obstetricia del Hospital de Móstoles atendió el año pasado más de 800 partos. Desde hace una década este servicio cuenta con la acreditación ISO: 2008, renovando su certificación cada año.