El Hospital de Móstoles acoge una jornada de pacientes con artritis y espondilitis

http://www.comunidad.madrid/sites/all/themes/drpl/logo.pngComunidad de Madrid
cms-sys-admin

LOS PACIENTES QUIEREN DAR A CONOCER SU ENFERMEDAD

“Déjate ver” es el lema de la XIV Jornada de Asociación Mostoleña de Espondilitis y Artritis (AMDEA) que el próximo 26 de octubre tendrá lugar en el Hospital Universitario de Móstoles. Se trata del encuentro anual en el que los pacientes se reúnen con profesionales sanitarios para abordar los temas que preocupan y más dudas despiertan entre los afectados.

16 octubre 2018

Desde los Servicios de Reumatología y Farmacia del Hospital Universitario de Móstoles, las doctoras Jacqueline Uson y Nuria Blázquez intervendrán en esta jornada para hablar sobre los aspectos relacionados con los tratamientos farmacológicos que más preocupan a los pacientes. Su eficacia y los efectos adversos que provocan serán ejes fundamentales en las intervenciones que un encuentro en el que también intervendrá la psicóloga  de AMDEA, Ana Isabel Pastor, y la presidenta, Clara García López

Esta es una más de las actividades realizadas en octubre para concienciar de la incapacidad y limitaciones que produce la artritis en cualquiera de sus formas -reumatoide, psoriásica, idiopática juvenil y espondiloartritis-, El objetivo de esta acción es dar visibilidad a las personas con artritis e intentar que la población general perciba la crudeza de su vida diaria por las consecuencias físicas que provoca la enfermedad y que produce a su vez unos efectos psicológicos importantes.

Ponerse en la piel del paciente
En el Hospital de Móstoles miembros de AMDEA han querido mostrar las dificultades de su día a día invitando a los usuarios a colocarse unos guantes que reducen la movilidad y la destreza, tal y como provoca la enfermedad, anulándola casi al cien por cien. De esta forma se ha querido simular los efectos que provoca la enfermedad poniéndose en la piel del paciente

Prepararse un simple café con leche se convierte en un gesto realmente complicado y muy lento. Para hacerlo entender en el hall del hospital invitaron a los usuarios a probar la inmovilidad que  siente un enfermos con artritis. Desenroscar la tapa de un termo, abrir un sobre de azúcar, coger una sola bolsita de infusión en un caja… cada paso es un logro que se consigue lentamente. 

Abrocharse los botones de una camisa, atarse los zapatos, poder coger la mano de un hijo son solo algunos de los gestos que según ellos mismos cuentan afecta cada día. No obstante, desde la asociación mostoleña se quiere lanzar un mensaje positivo a todas las personas con artritis, a las que anima a mantenerse activas y a no esconderse.