El Hospital de Móstoles inicia un programa de rehabilitación respiratoria para EPOC

http://www.comunidad.madrid/sites/all/themes/drpl/logo.pngComunidad de Madrid
cms-sys-admin

PARA MEJORAR LA CALIDAD DE VIDA DE LOS PACIENTES

El Hospital Universitario de Móstoles ha iniciado un programa de rehabilitación respiratoria, como parte del tratamiento no farmacológico de la EPOC (Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica) recomendado en las principales guías clínicas de la enfermedad. El objetivo fundamental es revertir la disfunción muscular y  mejorar la tolerancia al ejercicio y al esfuerzo.

18 septiembre 2018

Médicos de los servicios de Neumología y Rehabilitación, y profesionales de Enfermería y Fisioterapia trabajan juntos en este nuevo proyecto para reducir los episodios agudos de los pacientes, los ingresos hospitalarios y los días de hospitalización y, en general, controlar el curso de la enfermedad mejorando el estado integral del paciente, incluyendo su estado de ánimo.

La EPOC es una de las enfermedades que produce mayor morbi-mortalidad en nuestro país, y una de las patologías más prevalentes en las consultas de Neumología. Muchos de los pacientes presentan dificultad en la realización de  sus tareas cotidianas, limitación para la actividad física  por la disnea y sensación de ahogo, que es el síntoma que mayor incapacidad produce.

El programa de entrenamiento de rehabilitación respiratoria, se lleva a cabo durante ocho semanas en el gimnasio del Hospital Universitario de Móstoles. Un vez que el Servicio de Neumología selecciona a los pacientes que cumplen los criterios determinados por guías clínicas y pueden formar parte del programa, desde el Servicio de Rehabilitación se realiza una valoración osteomuscular del paciente, se analizan las pruebas y se valora la capacidad de ejercicio pertinente mediante un test específico y estandarizado para este tipo de tratamientos.

Rehabilitación y fisioterapia personalizada, “a medida”
En función de los resultados, se establece el programa de entrenamiento a medida. El objetivo del paciente debe ser aprender cómo hacer ejercicio, con qué frecuencia, durante cuánto tiempo y a qué intensidad para, una vez finalizado el programa en el hospital, mantenerlo en su casa todos los días.

El entrenamiento de rehabilitación respiratoria se realizará dos días a la semana y durante una hora. Los pacientes, monitorizados en todo momento, realizarán los ejercicios en sesiones guiados por el personal de fisioterapia, y controlados por  el médico rehabilitador. El programa de entrenamiento incluye ejercicios diferentes de fisioterapia que comienzan con un calentamiento suave de todos los grupos musculares que se van a utilizar durante el entrenamiento aeróbico y anaeróbico.

Según explica David Gutiérrez España, supervisor de Fisioterapia del Hospital “además del ejercicio aeróbico,  que va a mejorar la capacidad pulmonar y los síntomas de la disnea, se realizan ejercicios con pesas y bandas elásticas  para potenciar la fuerza de los miembros superiores e inferiores. Se trata de un entrenamiento de fuerza, que va a afectar también muy positivamente a la musculatura respiratoria”. 

La sesión del programa de rehabilitación respiratoria, que implica tanto a extremidades superiores como inferiores, finaliza con “la vuelta a la calma”, una fase que incluye ejercicios de menor intensidad y estiramientos de los músculos trabajados para reducir paulatinamente la frecuencia cardíaca y respiratoria.  Esta última parte antes de dar por acabado el entrenamiento, se aprovecha para enseñar ejercicios de limpieza de vía aérea y expulsar secreciones, y otros para control de la disnea, y aprender patrones adecuados de respiración.