Profesionales de La Paz salvan la vida a una joven panameña con un tumor raro gigante

http://www.comunidad.madrid/sites/all/themes/drpl/logo.pngComunidad de Madrid
cms-sys-admin

LA NIÑA DE 14 AÑOS FUE SOMETIDA A 3 OPERACIONES

La joven de origen panameño Andrea Quijada ha sido operada en el Hospital La Paz en tres ocasiones con el objetivo de extirparle un tumor desmoide gigante que le oprimía el riñón, la aorta y desplazaba las vísceras abdominales. La pequeña vivía aislada e impedida, el tamaño del tumor, que ocupaba casi la totalidad de su espalda, le obligaba a guardar cama. La fundación Olloqui de ayuda a la infancia y una recaudación popular han permitido que Andrea viajara y fuera operada en España.

20 julio 2018

Andrea Quijada de 14 años de edad tenía desde hacía cerca de tres años un tumor desmoide gigante que ocupaba casi la totalidad de su espalda y abdomen. Se trata de un tumor benigno, de tejido fibroso, que por su tamaño le oprimía órganos vitales y le desplazaba la columna vertebral. Debido a la falta de atención médica especializada y la fuerza replicativa del tumor, que crecía a gran velocidad, vivía impedida sin apenas poder moverse de su habitación en su país de origen, Panamá.

Ha sido necesario someterla a tres operaciones quirúrgicas, más la limpieza previa del tejido necrótico para poder retirar la totalidad del tumor. El doctor Juan Carlos López Gutierrez, jefe de sección de Cirugía Plástica Pediátrica del Hospital Universitario La Paz ha sido el cirujano encargado de las mismas. El doctor con más de 30 años de experiencia en este tipo de operaciones, reconocía que nunca había visto un caso de tal magnitud y que pese a ser un tumor benigno, por su localización y estado general del tejido que estaba infectado y necrótico, era potencialmente mortal.

La Fundación Olloqui, una fundación pro infancia de ayuda internacional fue la que conoció el caso de Andrea en primer lugar y quien ha hecho posible que esta joven pueda haber sido trasladada a España, concretamente al Hospital La Paz donde el equipo de profesionales del centro le ha salvado la vida. Andrea ya ha regresado a Ciudad de Panamá donde podrá llevar una vida prácticamente normal.