Sanidad pone en marcha una campaña para garantizar el consumo seguro de la fruta cortada

http://www.comunidad.madrid/sites/all/themes/drpl/logo.pngComunidad de Madrid
amr1170

LA FRUTA CORTADA DEBE MANTENERSE REFRIGERADA PARA EVITAR APARICIÓN DE MICROBIOS

Sanidad recuerda que en los últimos años se ha incrementado la oferta de distintos tipos de fruta, sola o mezclada, cortada, envasada y lista para su consumo en consonancia con la costumbre de adquirir comida lista para consumir. Las frutas frescas cortadas son productos seguros siempre se manipulen correctamente y posteriormente se conserven refrigeradas para evitar la multiplicación de bacterias como la salmonella, Listeria monocytogenes y Escherichia coli, que pueden contaminarlas

http://www.comunidad.madrid/sites/default/files/doc/sanidad/comu/fruta_cortada.jpg1200910Fruta fresca cortada
03 julio 2018

La Consejería de Sanidad a través de la Dirección General de Salud Pública, ha puesto en marcha una campaña informativa para recordar que las frutas frescas cortadas que se venden en establecimientos deben mantenerse adecuadamente refrigeradas en todas sus fases, desde el corte hasta la distribución, para prevenir la proliferación de microorganismos. La campaña La fruta cortada, ¡siempre refrigerada! va dirigida tanto a los ciudadanos en general como a las empresas del sector y está disponible en la web de la Comunidad de Madrid con información y consejos para garantizar una manipulación segura de la fruta y una vida razonable para estos productos perecederos.

El procesado de la fruta fresca cortada incluye la eliminación de su protección natural, motivo por el que se favorece el crecimiento microbiano y los cambios físicos y fisiológicos que reducen su calidad y los tiempos de caducidad.

En caso de preparar fruta cortada con antelación, las tiendas de alimentación y los restaurantes deben disponer de procedimientos que garanticen el control del tiempo y temperatura. Los alimentos refrigerados nunca deben estar más de dos horas a temperatura ambiente.

Para incrementar la seguridad del consumo de las frutas frescas cortadas, la Dirección General de Salud Pública reforzará los controles en los establecimientos de distribución de fruta cortada, y se ha recordado a las asociaciones sectoriales que la fruta cortada debe mantenerse en refrigeración, no pudiendo estar nunca más de dos horas a temperatura ambiente y con carácter excepcional.

Igualmente, en la web se han publicado consejos para que el consumidor conozca los riesgos de una manipulación incorrecta y con medidas preventivas sencillas para que pueda hacer un consumo seguro de las frutas en verano.