El Hospital Universitario Ramón y Cajal organiza una jornada sobre párkinson

http://www.comunidad.madrid/sites/all/themes/drpl/logo.pngComunidad de Madrid
cms-sys-admin

COLABORAN LA ASOCIACIÓN DE PÁRKINSON Y ABBVIE

El Hospital Universitario Ramón y Cajal y la Asociación de Párkinson Madrid, con la colaboración de AbbVie, celebran la “Jornada sobre la enfermedad de Parkinson”. El acto, tiene como objetivo presentar la situación del párkinson tras 200 años desde su descubrimiento, los avances llevados a cabo y además abordar la importancia de la relación médico-paciente, la labor de los equipos de enfermería y de las asociaciones de pacientes.

25 abril 2018

La jornada inaugurada por el doctor Juan Carlos Martínez-Castrillo, neurólogo del Hospital Universitario Ramón y Cajal, ha explicado la evolución de la enfermedad de Parkinson a lo largo de estos años. “Hemos aprendido a manejar la enfermedad mucho mejor en todo su conjunto. El control motor es en general bastante bueno hasta las etapas finales de la enfermedad. Además, reconocemos antes síntomas no motores que causan mucho desasosiego en los pacientes, y que podemos mejorar, como la depresión, el dolor, los problemas urológicos o los problemas digestivos, entre otros”, afirma el doctor Martínez-Castrillo.

En este sentido, el doctor Agustín Utrilla, Director Médico del Hospital Universitario Ramón y Cajal, destaca, que concretamente en el Hospital, cuentan con una técnica ecográfica que permite hacer un diagnóstico de sospecha de la enfermedad de Parkinson, además de diversos ensayos clínicos que tienen en marcha con nuevas medicaciones. “Asimismo, tenemos la posibilidad de tratar pacientes complejos mediante fármacos infundidos directamente en el intestino de los pacientes y que tienen una gran eficacia con menos efectos secundarios que la medicación tradicional”, apunta el doctor Agustín Utrilla.

Entender y conocer la enfermedad
Los expertos destacan como una parte principal de la jornada, la descripción de la relación médico paciente y de cómo preparar la visita al neurólogo. “La enfermedad de Parkinson es una enfermedad crónica de larga evolución con un tratamiento farmacológico eficaz y sencillo en las primeras fases, pero que con el paso del tiempo se hace complejo y con potenciales efectos adversos. Es por ello, que los pacientes deben entender y conocer su enfermedad para poder trasmitir los síntomas derivados de la enfermedad, así como los que son del tratamiento, de cara a facilitar al neurólogo los ajustes de medicación, y que estos conozcan de primera mano la problemática del paciente. Estas jornadas son fundamentales en conseguir esto”, comenta el doctor Agustín Utrilla.

Importancia de las Asociaciones de Pacientes
Laura Carrasco, directora de la Asociación Párkinson Madrid, ha dado a conocer la importante labor que realizan las asociaciones de pacientes. En este sentido, asegura que “la formación e información que se procura desde las asociaciones es fundamental para que la persona tenga herramientas para afrontar y manejar cotidianamente su enfermedad. El hecho de conocer a otros en la misma situación hace que se relativice y que el acompañamiento por otros haga menos duro el camino, o, al menos, reduzca esa sensación de soledad en el Universo que se siente”. Además, destaca otro aspecto importante al que ayudan las asociaciones: defender los derechos de las personas y procurar la mejora de la atención sanitaria, los servicios sociales y la dependencia.

Párkinson
La enfermedad de Parkinson, es una patología degenerativa que se caracteriza por sus síntomas, motores y no motores, los cuales generan serias dificultades en las actividades cotidianas de las personas que lo padecen. Conforme progresa la enfermedad, la calidad de vida y autonomía de las personas se ven mermadas dados el incremento y la gravedad de los síntomas.

Entre ellos, los más conocidos son los síntomas motores como el temblor, la rigidez y la lentitud. Por otra parte, son menos conocidos los síntomas no motores, como los trastornos del ánimo -apatía, depresión- y la conducta, problemas de sueño y estreñimiento, que condicionan mucho la calidad de vida