La Enfermería del Hospital Ramón y Cajal galardonada en un concurso de investigación

http://www.comunidad.madrid/sites/all/themes/drpl/logo.pngComunidad de Madrid
cms-sys-admin

OTORGADO POR EL COLEGIO DE ENFERMERÍA DE MADRID

La Enfermería del Hospital Universitario Ramón y Cajal en concreto la enfermera especialista en Salud Mental, Sara Fernández Guijarro del Centro de Salud Mental Barajas, ha recibido el quinto Premio de Investigación del Colegio de Enfermería de Madrid. El presidente del Colegio, Jorge Andrada hizo entrega del premio en un acto que fue presidido por el Consejero de Sanidad, Jesús Sánchez Martos y la Gerente de Cuidados, Lourdes Martínez

21 junio 2017

El trabajo galardonado lleva por título. “Programa de promoción de la salud física en pacientes con trastorno mental severo”. La mortalidad de las personas con trastorno mental grave/severo, es dos o tres veces más alta que en la población general, con una esperanza de vida de 13 a 30 años menor. A la complejidad de la patología psiquiátrica se añade una alta comorbilidad con patología física. La morbimortalidad de los trastornos mentales severos es uno de los principales problemas de salud pública.

Papel de Enfermería, elemento clave
Este exceso de mortalidad se debe a causas no naturales como accidentes o suicidio y causas naturales como el desarrollo de enfermedades cardiovasculares y la elevada prevalencia de Síndrome Metabólico -SM-. El riesgo cardiovascular y metabólico de estos pacientes se ve incrementado por la presencia de factores modificables, como el tabaquismo, dislipidemia, obesidad, sedentarismo, hábitos tóxicos y el tratamiento farmacológico.

El SM es una enfermedad compleja y de difícil manejo. Aunque el mecanismo fisiopatológico aún no se conoce a ciencia cierta, se ha de evaluar la salud física de los pacientes e intervenir sobre los factores de riesgo modificables, en concreto el Estilo de Vida para su prevención.

El papel de la Enfermería es importante en la prevención y control de los factores de riesgo cardiovascular en estos pacientes. Sus intervenciones deben ir dirigidas al fomento de un estilo de vida saludable, centrándose en alimentación, ejercicio físico y cuidados para disminuir los factores de riesgo y aumentar la calidad y esperanza de vida.

Los profesionales de enfermería de salud mental están en una posición ideal como continuadores de cuidados de los pacientes, dada su cercanía con el paciente y sus familias, así como con el equipo interdisciplinar.