'Osaka'el coreógrafo y bailarín Carmelo Segura ofrece una danza sin limitaciones espaciales

http://www.comunidad.madrid/sites/all/themes/drpl/logo.pngComunidad de Madrid
cms-sys-admin

PROGRAMACIÓN REAL COLISEO EN EL MES DE JUNIO

El Real Coliseo ofrece, el 3 de junio Osaka. El bailarín y coreógrafo Carmelo Segura nos presenta este espectáculo sobre las relaciones humanas incapaces de perderse ni en lugar ni en tiempo: lo que está predestinado y atado, no lo podremos evitar en nuestro camino de vida. Desafiando el espacio vertical de una pared y aplicando el movimiento sobre ella, sin gravedad, Osaka lleva al espectador a ser observador de una danza sin limitaciones espaciales.

30 mayo 2017

El Real Coliseo Carlos III presenta, el 4 de junio Miguel de Molina al desnudo. Molina es, probablemente, la mejor encarnación que ha dado España de esa mezcla tan sugerente que resulta de juntar la vanguardia y la tradición. Ponía pasión y amor sobre el escenario, pero resultó molesto para muchos por ser un fenómeno de masas, de izquierdas y abiertamente homosexual y se vio obligado a emigrar a Argentina.

En esta versión el personaje vuelve para contar su verdad, desde su infancia hasta los fugaces encuentros con Lorca y la tortura que sufrió ya terminada la guerra. No es sólo un homenaje a su figura o una biografía musical, es la necesidad de contar a través de su vida algo que atañe a nuestro presente y de situar a la copla en el lugar que le corresponde, como un arte popular que surgió en tiempos de libertad y sedujo a grandescomo Rafael de León, Manuel de Falla o el mismísimo Lorca.

El 11 de junio, el Real Coliseo ofrece, dentro del Festival Suma Flamenca Desnuda. Tras haber actuado en numerosos países, participado en grandes festivales y compartido cartel con artistas como José Mercé o Miguel Poveda, María Mezcle nos presenta su último trabajo, Desnuda, producido por José Miguel Évora. Ocho piezas hermanadas y concebidas en un espíritu flamenco sellado con un alma desnuda, llena de registros nuevos y muchas cosas que contar, sin miedos ni pretensiones, con el único objetivo de transmitir una verdad.