Cerca de 100 centros sanitarios públicos disponen de Sala de Lactancia Materna

http://www.comunidad.madrid/sites/all/themes/drpl/logo.pngComunidad de Madrid
cms-sys-admin

PARA FAVORECER LA ALIMENTACIÓN NATURAL DEL BEBÉ

Casi 100 centros sanitarios públicos de la Comunidad, disponen de Sala de Lactancia Materna, 25 hospitales con 34 salas de lactancia y 66 centros de salud con sala específica, dentro de la “Iniciativa para la Humanización de la Asistencia al Nacimiento y la Lactancia” (IHAN), promovida por la Organización Mundial de la Salud y UNICEF, para apoyar la lactancia materna y la humanización en el parto y la asistencia al recién nacido y su madre.

01 abril 2017

Todos los centros de salud de la Comunidad de Madrid tienen designado un responsable de lactancia materna y se informa de la existencia del Banco Regional de Leche animando a las mujeres que cumplen los requisitos a realizar la donación.

Por otra parte, 40 centros sanitarios públicos de la Comunidad (hospitales y centros de salud) cuentan con credencial de la IHAN, en sus diferentes fases. Un reconocimiento que se otorga a las instituciones sanitarias que demuestran buenas prácticas de humanización de la asistencia al nacimiento y a la alimentación del recién nacido, lactantes y niños.

Los centros del Servicio Madrileño de Salud, tanto hospitales como centros de salud, han desarrollado desde 2009 -año en que se firmó el convenio con Unicef- distintas líneas de actuación para promocionar la lactancia materna, en el marco de la iniciativa IHAN. De hecho, actualmente el 88% de los hospitales se encuentran en estos momentos en alguna fase de acreditación (concretamente, 22 de los 25 centros con maternidad).

Los diez pasos para una feliz lactancia
Los diez pasos que la OMS y UNICEF recomiendan para lograr una feliz lactancia natural son: disponer de una normativa que conozca todo el personal sanitario; capacitarles para ponerla en marcha; informar a las embarazadas de los beneficios que ofrece la lactancia natural y la forma de llevarla a cabo; ayudar a las madres a iniciar la lactancia en su próximo parto; enseñarles cómo se debe amamantar a un niño y cómo mantener la lactancia en el caso de que tengan que separarse de su hijo; no dar a los recién nacidos ninguna bebida más que la leche materna, salvo indicación médica; facilitar la cohabitación de la madre y el hijo las 24 horas del día; fomentar la lactancia según lo demande el niño; no dar chupetes ni tetinas a los recién nacidos alimentados al pecho; y promover la organización de grupos de apoyo a la lactancia natural con padres que puedan ponerse en contacto entre ellos a su salida del hospital.