Evaluación cardiopulmonar previa a práctica deportiva en el Hospital Fundación Alcorcón

http://www.comunidad.madrid/sites/all/themes/drpl/logo.pngComunidad de Madrid
cms-sys-admin

EN NIÑOS Y ADOLESCENTES

Este curso, en su segunda edición, contó con la participación de Enrique Peces, campeón mundial de cuatriatlón, además de médico residente de cuarto curso en Cirugía Ortopédica y Traumatología del Hospital Universitario Fundación Alcorcón, que ha sido diagnósticado de valvulopatía congénita la cual no le ha dado ningún problema ni limita su máximo rendimiento.

30 marzo 2017

El II Curso de Evaluación Cardiovascular previa a la práctica deportiva en niños y adolescentes celebrado recientemente en el Hospital Universitario Fundación Alcorcón (HUFA), organizado y dirigido por el doctor David Crespo, cardiólogo pediátrico de la Unidad de Pediatría y Neonatología del centro sanitario que dirige el doctor Fernando Echávarri, contó con la participación de la Agencia Española de Protección de la Salud en el Deporte, la Sociedad Española de Cardiología Pediátrica y Cardiopatías Congénitas, y con el apoyo de la Fundación Española del Corazón, la Asociación Española contra la Muerte Súbita y la Fundación Menudos Corazones.

El objetivo que persigue este curso es formar en evaluación cardiovascular previa al ejercicio físico en pediatría, con especial énfasis en el aprendizaje de la interpretación del electrocardiograma en este grupo de edad a pediatras, médicos del deporte, médicos de familia y cardiólogos pediátricos, en definitiva dar a conocer cómo es el corazón y cómo cuidarlo a base de prevención con reconocimientos médicos tempranos, fundamentales para detectar cardiopatías congénitas o irregularidades en el funcionamiento cardiovascular

Reconocimientos tempranos
Las ponencias desarrolladas sobre cuidados cardíacos, el corazón del deportista y el proceso de evaluación cardiovascular, concluyeron que: la incidencia de muerte súbita cardíaca en relación con ejercicio físico en deportistas jóvenes es poco frecuente, pero se siguen dando casos y es más habitual en el deporte recreacional que en el de alta competición y que 3 de cada 1000 deportistas jóvenes tienen algún tipo de anomalía cardiovascular que le puede predisponer a padecer una muerte súbita cardíaca.

Por lo que seria deseable que todos los niños y adolescentes que vayan a practicar deporte de competición a cualquier nivel deben someterse previamente a un reconocimiento médico que incluya un electrocardiograma ya que este reconocimiento permite detectar precozmente enfermedades cardiovasculares que pueden poner en riesgo la salud.

En España disponemos de una guía sobre cómo deben realizarse estos reconocimientos en la edad pediátrica publicada por la Sociedad Española de Cardiología Pediátrica y Cardiopatías Congénitas (SECPCC) y la Agencia Española de Protección de la Salud en el Deporte (AEPSAD) del Consejo Superior de Deportes, siendo posible acceder a la misma de forma libre y gratuita en: http://ow.ly/JhbH9.

El doctor David Crespo, director del curso, añadió “Se debe tomar conciencia de la importancia de realizar reconocimientos cardiovasculares antes de hacer deporte, que es un hábito cardiosaludable. Sin pretender crear alarma social, se debe saber que la muerte súbita o los accidentes cardiovasculares durante la práctica deportiva no son exclusivos del deportista de élite, le puede suceder a cualquiera, aunque afortunadamente son eventos infrecuentes. Mediante un sencillo chequeo es posible detectar enfermedades que predispongan a estos episodios”.

Por otro lado, Enrique Peces, campeón cuatriatlón, y médico residente de cuarto curso de Cirugía Ortopédica y Traumatología del HUFA, explicó durante la inauguraciónd el curso, “el deporte hoy en día, cualquiera que se practique, no es como antes, hay demasiada presión, los padres, la sociedad, el ambiente que se crea a su alrededor, esperan que su niño sea el mejor y no tiene porque ser así, yo creo que hay que empezar a hacer deporte como una actividad más". En referencia a su valvulopatía congénita comento que no le ha dado ningún problema ni limita su máximo rendimiento y que periodicamente se realiza sus revisiones cardiológicas.