Trabajamos para la eliminación de un tramo de concentración de accidentes en Humanes

http://www.comunidad.madrid/sites/all/themes/drpl/logo.pngComunidad de Madrid
cms-sys-admin

LA M-405 SOPORTA MÁS DE 9.600 VEHÍCULOS AL DÍA

La Comunidad ha iniciado las actuaciones necesarias para la eliminación de un tramo de concentración de accidentes en la carretera M-405, en el término municipal de Humanes. La actuación se realizará entre los puntos kilométricos 0 y 2. Las obras cuentan con un presupuesto de 68.000 euros. Por esta carretera circulan más de 9.600 vehículos al día. La mortalidad se ha reducido casi un 70% en las carreteras regionales en los últimos años.

23 febrero 2017

La eliminación de un ‘tramo de concentración de accidentes’ (TCA) implica la realización de las intervenciones que recogen los diversos estudios técnicos elaborados desde la Dirección General de Carreteras e Infraestructuras. En estos estudios se analizan aspectos como la siniestralidad, la geometría, tráficos y señalización de las distintas vías. La Red de Carreteras de la Comunidad de Madrid suma casi 2.600 kilómetros repartidos en 202 carreteras gestionadas por el Gobierno regional.

Un TCA es aquel en el que el índice de peligrosidad y la frecuencia de los accidentes son significativamente mayores que la media del tipo de carreteras al que pertenece. Ante situaciones como estas se hace del todo necesario actuar.

En 2016 la Comunidad de Madrid ha intervenido en 124 kilómetros de carreteras regionales para la supresión de varios tramos de concentración de accidentes. De todos ellos, 75 kilómetros se encuentran localizados en las zonas norte, noroeste y oeste de la Comunidad y cuentan con un presupuesto de 1.934.440 euros. Los restantes 49 kilómetros comprenden las zonas sur y sureste de la región, con un presupuesto de 2.216.163 euros. La inversión llevada a cabo por el Gobierno regional es de 4,1 millones de euros, y tiene como objetivo básico mejorar la seguridad vial tanto de conductores como de peatones.

Para ello se trabaja en aspectos como la mejora de la señalización vertical, el repintado de marcas viales, acondicionamiento de márgenes, instalación de bordillos, baldosas para isletas, pasos peatonales, poda de vegetación o instalación de paneles direccionales.

Con estas actuaciones se sigue dando cumplimiento al compromiso electoral de suprimir y eliminar aquellos puntos negros de las carreteras madrileñas que puedan suponer un riesgo tanto para conductores y peatones. El Gobierno regional, gracias a la eliminación de los TCA, contribuye a mejorar los datos de siniestralidad en las carreteras regionales, donde en los últimos años se ha reducido la mortalidad en casi un 70%.