Las intervenciones de los bomberos del GERA en la sierra crecen un 43% en 2016

http://www.comunidad.madrid/sites/all/themes/drpl/logo.pngComunidad de Madrid
cms-sys-admin

REALIZARON 156 RESCATES DE ACCIDENTADOS

Las intervenciones del Grupo Especial de Rescate en Altura (GERA) del Cuerpo de Bomberos de la Comunidad de Madrid en la sierra, tanto para el rescate como para la búsqueda de personas, crecieron un 43% el año pasado, hasta alcanzar las 219 operaciones, frente a las 153 registradas en 2015. En 2014, las intervenciones de este tipo llevadas a cabo por el GERA fueron 199.

19 febrero 2017

El año pasado, 156 de la intervenciones realizadas fueron operaciones de rescate de personas accidentadas, y en el resto de los casos llevaron a cabo operativos de búsqueda de personas extraviadas.

En las montañas de la región el mayor potencial de riesgo se concentra los fines de semana de invierno. Sin embargo, según el balance del GERA de 2016, no hay una época concreta en la que los avisos de auxilio recibidos sean significativamente más altos que en el resto.

La Pedriza, Navacerrada y Cotos
Las zonas de la Comunidad en las que los miembros del GERA tienen que realizar un mayor número de operaciones coinciden con las de mayor afluencia de ciudadanos para la práctica del deporte, para disfrutar de la naturaleza o para realizar otras actividades de ocio, como son La Pedriza, Navacerrada y Cotos. El resto de operaciones se llevaron a cabo en otros puntos de la sierra y el Valle del Lozoya.

Desde este año, el Grupo Especial de Rescate en Altura (GERA) cuenta con una regulación específica de su especialidad, lo que permite mejorar tanto la formación y capacitación especializada de sus miembros como sus procedimientos de trabajo y cobertura del riesgo en las montañas y espacios naturales madrileños.

Consejos para evitar accidentes
La principal recomendación para evitar accidentes en montaña es ser prudente y no aventurarse a hacer actividades para las que no se está preparado o adentrarse en parajes desconocidos o con meteorología adversa. Es imprescindible contar con un móvil, con la batería cargada y al resguardo de las bajas temperaturas. Asimismo, se debe salir con una dosis suficiente de agua y alimentos de alto valor nutritivo.

También resulta clave informarse previamente de los pormenores relacionados con la actividad que se pretende hacer, especialmente de las previsiones meteorológicas. Si éstas fueran adversas, es preferible renunciar a la actividad. Y siempre es mejor salir a la montaña en grupos de, al menos, tres personas.