El Ramón y Cajal seleccionado para estudio de preservación de injertos coronarios

http://www.comunidad.madrid/sites/all/themes/drpl/logo.pngComunidad de Madrid
cms-sys-admin

UNO DE LOS 3 PRIMEROS CENTROS DE EUROPA EN RECLUTAR PACIENTES

El Servicio de Cirugía Cardiaca de Adultos del Hospital Universitario Ramón y Cajal, dirigido por el Dr. Jorge Rodríguez-Roda Stuart, ha sido seleccionado como uno de los 60 hospitales europeos para entrar a formar parte del Registro Europeo del uso de un producto para preservar la funcionalidad del endotelio de los injertos coronarios -Duragraft®-, siendo uno de los tres primeros en comenzar a reclutar pacientes para este estudio multicéntrico.

03 febrero 2017

El objetivo del estudio es reclutar un total de 3.000 pacientes en toda Europa, con un seguimiento de 5 años de duración, para evaluar objetivos clínicos, de calidad de vida y económicos relacionados con la cirugía coronaria. Uno de los principales limitantes de la revascularización quirúrgica es la durabilidad limitada de los injertos safenos, cuya permeabilidad estimada a 6 años es de en torno al 50%.

El Duragraft® es una solución de preservación de tejidos, que en estudios experimentales ha conseguido demostrar que es capaz de conservar la funcionalidad del endotelio de la vena safena o arteria radial al emplearlas como injerto coronario. Esta conservación del endotelio, que no es posible con la técnica de preparación habitual, parece asociarse a una mejor permeabilidad de los puentes, con disminución significativa de los eventos isquémicos tras la revascularización quirúrgica.

En el estudio MAVERIC, un estudio retrospectivo, no randomizado, realizado por el VA Boston HealthcareSystem, fue evaluada la eficacia del Duragraft® en 2.436 pacientes consecutivos intervenidos de bypass coronario. El uso de Duragraft® se asoció con una reducción significativa de los eventos cardiovasculares. Un hallazgo importante fue la reducción del infarto perioperatorio del 36% (p<0,001) así como una disminución importante de los eventos a largo plazo.

Este producto se trata del primer inhibidor del daño endotelial a nivel mundial, que actualmente tiene el marcado CEE para su uso en Europa. En caso de confirmarse la eficacia de este producto en este importante estudio europeo, podría ser un tratamiento revolucionario, capaz de mejorar aún más los excelentes resultados de la revascularización quirúrgica.