El Hospital Santa Cristina controla al año la diabetes gestacional a 100 embarazadas

http://www.comunidad.madrid/sites/all/themes/drpl/logo.pngComunidad de Madrid
cms-sys-admin

AFECTA A ENTRE EL 8 Y EL 10% DE LAS EMBARAZADAS

El Hospital Universitario Santa Cristina controla la diabetes gestacional a unas 100 embarazadas cada año, asegurando así que tanto la madre como el niño llegan al final del embarazo sin las complicaciones que esta enfermedad puede causar en ambos: abortos, partos prematuros, ganancia excesiva de peso en el feto o preclamsia (un peligroso aumento de la tensión que puede tener graves consecuencias) en la madre.

http://www.comunidad.madrid/sites/default/files/belly-1434852_1280.jpg1280853Vientre de mujer embarazada
16 noviembre 2016

La diabetes gestacional, el aumento hasta niveles peligrosos de glucosa en sangre, se produce por un aumento de la resistencia a la insulina en algunas embarazadas debido a la aparición de determinadas hormonas ligadas al embarazo junto con determinados factores de riesgo ya existentes en la madre, como la obesidad o la edad.

Para controlar esta diabetes, que aparece entre el 8 y el 10% de las embarazadas, según los criterios diagnósticos del National Diabetes Data Group (NDDG), las especialistas en endocrinología del Hospital Santa Cristina junto con las enfermeras, realizan un seguimiento pautado durante todo el embarazo.

La madre realiza un control diario de su glucosa en su casa y acude a la consulta habitualmente cada 15 días para comprobar su estado de salud y la efectividad del tratamiento instaurado por los endocrinos. Además, las enfermeras del Servicio de Endocrinología del Hospital reúnen a las embarazadas con diabetes gestacional periódicamente para darles claves sobre cómo abordar la enfermedad en el embarazo y recordarles la importancia del cumplimiento del tratamiento, del autocontrol y de la dieta.

Casi el 80% de las embarazadas que padecen diabetes en el embarazo recuperan sus niveles de glucosa después del parto, si bien el Hospital realiza un seguimiento de sus pacientes después del parto para comprobar que los niveles de glucosa han vuelto a la normalidad.