El Hospital Rey Juan Carlos incorpora una nueva técnica para operar el pectus excavatum

http://www.comunidad.madrid/sites/all/themes/drpl/logo.pngComunidad de Madrid
cms-sys-admin

SE LLEVA A CABO A TRAVÉS DE UNA PEQUEÑA INCISIÓN EN EL PECHO

El Servicio de Cirugía Torácica del Hospital Universitario Rey Juan Carlos de Móstoles ha incorporado, de forma pionera en la Comunidad de Madrid, una novedosa técnica que permite operar de forma mínimamente invasiva, y evitando la cirugía abierta, el pectus excavatum, una deformación del esqueleto del tórax en la que el esternón se deprime, ocasionando un hundimiento del pecho del paciente.

14 noviembre 2016

La nueva técnica, conocida como “Taulinoplastia” o "Pectus-up", consiste en la fijación, mediante una pequeña incisión en el pecho, de un dispositivo que ejerce una tracción sobre el esternón hasta lograr una posición más anatómica, evitando la tradicional cirugía abierta y la sección del esternón.

También presenta ventajas frente a otras técnicas poco invasivas, como la técnica de Nuss. En esta última es necesario entrar en la cavidad torácica, mientras que en la nueva técnica “Pectus-up” no es necesario. Las primeras dos operaciones de este tipo han tenido lugar en los hospitales universitarios Rey Juan Carlos y Fundación Jiménez Díaz. En ambos casos los especialistas han intervenido con excelentes resultados a dos jóvenes de 17 y 19 años respectivamente.

El pectus excavatum suele hacer su aparición en la primera infancia y cuando es severa puede tener efectos graves sobre el paciente, ya que la deformación ósea puede acabar causando disminución de la capacidad pulmonar, compresión cardiaca y problemas en el diafragma, señala el doctor Ignacio Muguruza, responsable del Departamento de Cirugía Torácica de ambos centros sanitarios.

Además, la apariencia que confiere al pecho de los pacientes, en especial en los adolescentes, puede condicionar enormemente la vida, evitando la realización de actividades deportivas o lúdicas que impliquen quitarse la camiseta y llegando a causar problemas psicológicos y de autoestima.

Evitar la sección del esternón 
Las técnicas tradicionales empleadas en el abordaje quirúrgico de esta patología hasta el momento son muy agresivas, ya que en un caso (técnica de Nuss) suponen la colocación de barras que atraviesan transversalmente el tórax pasando entre el esternón y el corazón; y en el otro (técnica de Ravitch) la técnica consiste en la sección del esternón y extirpación de varios cartílagos costales para poder llevar el esternón hacia adelante.

“Esta última, en especial, resulta muy agresiva, y conlleva una recuperación lenta”, señala el doctor Muguruza. “La técnica de Nuss –añade-- es menos invasiva pero se asocia a algunos riesgos debido a que hay que pasar una barra entre el esternón y el corazón, manteniéndose en contacto con este último”.

Sin embargo, el nuevo procedimiento, desarrollado por el doctor Carlos Bardají, jefe de Cirugía Pediátrica de la Corporació Sanitària Parc Taulí de Sabadell en colaboración con Ventura Medical Technologies, permite “la elevación del esternón sin necesidad de entrar en la cavidad torácica ni de extirpar cartílagos o seccionar el esternón”, agrega el especialista. El doctor Bardají ha colaborado con ambos hospitales en la realización de los primeros casos.

En concreto, la técnica consiste en la colocación, a través de una pequeña incisión en el pecho, de un dispositivo que tira del esternón hasta lograr una posición más anatómica. Posteriormente se fija la placa al esternón y cartílagos costales para mantener dicha posición tras la intervención.  “El resultado de los primeros dos casos en ambos hospitales ha sido excelente, sin presentarse ninguna complicación postoperatoria y con un muy buen resultado estético y funcional”, agrega el especialista. “Estamos seguros de que esta técnica, que incrementa el arsenal de opciones quirúrgicas para estos pacientes, podría convertirse en una de las más utilizadas en el futuro próximo”, concluye.