La Unidad de Ictus del Hospital Rey Juan Carlos ha tratado ya a más de 1.000 pacientes

http://www.comunidad.madrid/sites/all/themes/drpl/logo.pngComunidad de Madrid
cms-sys-admin

REDUCEN UN 21% FALLECIMIENTOS O DISCAPACIDAD TRAS UN ICTUS

La Unidad de Ictus del Hospital Universitario Rey Juan Carlos de Móstoles (HURJC) ha tratado a más de 1.000 pacientes de ictus desde su apertura en septiembre de 2013, según datos ofrecidos hoy por el centro sanitario con motivo de la celebración de la II Jornada Código Ictus, que fue inaugurada hoy por la Subdirectora de Información y Atención al Paciente de la Consejería de Sanidad, María Jesús Fuentes. La jornada ha sido organizada conjuntamente con la Asociación de Discapacitados Físicos de Móstoles (ADISFIM).

28 octubre 2016

Las Unidades de Ictus son servicios de carácter multidisciplinar coordinadas desde el Servicio de Neurología que permiten ofrecer “la mejor atención tanto a pacientes con ictus isquémico (aquellos en los que una arteria deja aportar flujo a un territorio cerebral) como  con ictus hemorrágico (aquellos otros en los que una arteria se rompe y se vierte sangre en el interior del cerebro)”, explica el doctor José Fernández Ferro, coordinador de la Unidad de Ictus del HURJC.

De hecho, según el especialista, unidades como la del HURJC suponen la vanguardia en el abordaje de esta enfermedad, ya que “alcanzan a todos los pacientes con ictus sin excepción, sea cual sea su edad, la gravedad del ictus o que este sea isquémico o hemorrágico”. Así, un paciente atendido en una Unidad de ictus tiene una probabilidad de fallecer un 13% menor y una probabilidad combinada de fallecer o de quedarse con una gran dependencia un 21% menor que otro de sus mismas características atendido en una planta convencional, añade el doctor Fernández Ferro.

La implantación de las unidades de ictus es desigual a escala estatal, si bien –indica el especialista­– “la Comunidad de Madrid afortunadamente puede presumir de un Plan de Atención al Ictus que ha funcionado y funciona muy bien, con nueve Unidades de Ictus acreditadas que disponen de guardias de neurología de presencia física 24 horas los 7 días de la semana y dos hospitales en alerta permanente y simultánea para realizar procedimientos intervencionistas en los casos necesarios”.

Las Unidades de Ictus hacen posible, por ejemplo, que los neurólogos vasculares ofrezcan a los pacientes que han sufrido un ictus isquémico en las primeras nueve horas de evolución los dos tratamientos disponibles actualmente, destinados a intentar “desatascar” la arteria bloqueada por el trombo: la fibrinólisis intravenosa y la trombectomía mecánica, ambos ofrecidos en el HURJC. Son tratamientos complementarios que se aplican de forma secuencial y cada caso ha de ser valorado cuidadosamente.

Desde la Asociación de Discapacitados Físicos de Móstoles (ADISFIM) señalan que “con esta jornada se pretende continuar ofreciendo información y concienciando sobre la importancia del ictus, ya que se trata de una enfermedad que va a padecer una de cada seis personas a lo largo de su vida”.

CÓDIGO ICTUS
En cuanto al Código Ictus de la Comunidad de Madrid, que garantiza la coordinación necesaria entre los servicios de emergencias extrahospitalarios y las Unidades de Ictus acreditadas para reducir los tiempos de atención, el HURJC está integrado en este protocolo desde febrero de 2015. Desde entonces, los servicios de emergencias extrahospitalarios (SUMMA 112) trabajan coordinados con la Unidad de Ictus del HURJC para trasladar pacientes con sospecha de ictus y ofrecer la atención más temprana y de mayor calidad posible.

De esta forma, hasta la fecha la Unidad de Ictus del HURJC ha tratado con fibrinólisis intravenosa (el primer paso del tratamiento en fase aguda del ictus isquémico) a unos 100 pacientes (lo que supone entorno al 17% del total de ictus isquémicos atendidos en el Hospital en este periodo); y ha ofrecido tratamiento intervencionista (el segundo paso en el tratamiento en fase aguda del ictus isquémico) a unos 20 pacientes; todo ello con un porcentaje de complicaciones por debajo del 5%. Estas cifras están en línea con los estándares que establecen las sociedades nacionales e internacionales de Patología Vascular Cerebral.

El ictus constituye la segunda causa de muerte en España (la primera entre las mujeres), registrándose cada año entre 120.000 y 130.000 casos, según estimaciones de la Sociedad Española de Neurología. De ellos, la mayoría (alrededor de 80.000) acaban falleciendo o padeciendo una discapacidad. En la actualidad hay en España más de 300.000 personas que padecen alguna limitación o discapacidad como consecuencia de un ictus padecido en el pasado.