El Hospital del Tajo educa en Disfagia para evitar atragantamientos en los pacientes

http://www.comunidad.madrid/sites/all/themes/drpl/logo.pngComunidad de Madrid
cms-sys-admin

UN PROBLEMA AL TRAGAR QUE PUEDE PRODUCIR NEUMONÍAS

El Servicio de Otorrinolaringología (ORL) del Hospital del Tajo ha puesto en marcha un protocolo para mejorar la coordinación entre las diferentes especialidades médicas y conseguir detectar de manera precoz las personas que comienzan a tener problemas al tragar para, a través del Servicio de ORL, diagnosticar la Disfagia Alta y evitar problemas de deglución que pueden desencadenar en neumonías en personas de avanzada edad.  

08 junio 2016

Los profesionales sanitarios de los Servicios de Medicina Interna, Neurología y Urgencias, del Hospital del Tajo, han participado en la sesión de actualización y conocimiento del protocolo realizado por la Consulta de Disfagia Alta, que pertenece al Servicio de ORL, con el objetivo de detectar de manera temprana a través de un cuestionario, los problemas al tragar de los pacientes y la repercusión que estos problemas ocasiona en su calidad de vida.

El Diagnóstico de Disfagia alta, se realiza a través de una Endoscopia por Deglución, en la que los otorrinos comprueban la reacción de la garganta al tragar alimentos de diferentes texturas, y poder indicar así los más indicados para los pacientes para evitar riesgos de atragantamientos. En la Consulta de Disfagia se analizan también las posturas de la cabeza en el momento de la deglución para proteger la laringe de atragantamientos y que el logopeda, en las sesiones posteriores, forme al paciente en este sentido.

Una de cada diez personas de más de 65 años tiene algún signo de disfagia, un problema que crece hasta 8 de cada 10 ancianos y que los que puede llevar a padecer neumonías, al derivarse la comida a los bronquios en lugar del sistema digestivo. Es por ello que en edades avanzadas, se debe aducuar la dieta para evitar atragantamientos. A través de la consulta de logopeda se enseña a deglutir correctamente a estos pacientes y evitar ahogamientos. Una forma de facilitar la deglución es evitar las dobles texturas en los alimentos de este tipo de pacientes, manteniendo una alimentación equilibrada.  

En ancianos afecta a 8 de cada 10 personas
A través del protocolo presentado, se establecen pautas de tratamiento para causas crónicas. Cuando la disfagia es causada por problemas dietéticos, se enseña y entrena a los pacientes para que traguen fácilmente los alimentos. En este sentido, al aumentar la edad, es más fácil que se pierdan piezas dentales, lo que produce problemas al masticar que a su vez compican la deglución.

Es por ello que hay que mantener una correcta higiene de la cavidad oral y evitar la deshidratación en estos pacientes, y más ahora que llega el calor del verano. En casos extremos sería necesario recurrir incluso a otras vías de alimentación.