El Hospital de La Princesa presenta buenos resultados en pacientes con Espasticidad

http://www.comunidad.madrid/sites/all/themes/drpl/logo.pngComunidad de Madrid
cms-sys-admin

MEDIANTE UN ABORDAJE MULTIDISCIPLINAR

El Hospital  Universitario de La Princesa ha presentado su experiencia en la puesta en marcha del protocolo de implantación de las bombas de baclofeno para el tratamiento de la espasticidad refractaria. Este proceso completa la organización de la Unidad de Espasticidad, equipo de trabajo para el abordaje integral de pacientes de estas características.La espasticidad es uno de los síntomas más incapacitantes del Síndrome de Mononeuroteuna Superior. 

26 mayo 2016

El Síndrome de Mononeuroteuna Superior (SMN) comprende una serie de síntomas derivados de lesiones del sistema nervioso central. Uno de los más prevalentes es la pérdida de fuerza en una o varias extremidades. A esta pérdida de fuerza le acompaña con frecuencia un posterior aumento del tono muscular  progresivo e incontrolable, con también rigidez progresiva no voluntaria, que se denomina espasticidad.

Las consecuencias que la espasticidad produce en los pacientes son la deformidad progresiva  de las articulaciones por la contracción mantenida en los diferentes grupos musculares, el dolor, la fatiga, el elevado gasto energético para la marcha, las dificultades en la higiene, las alteraciones en el desarrollo de los niños, etc. Los tratamientos físicos y farmacológicos existentes en la actualidad consiguen controlar esta patología de forma parcial, aumentando la funcionalidad y evitando las complicaciones de su evolución; en definitiva, mejorando la calidad de vidad de los pacientes.

Consulta monográfica de Espasticidad
El Hospital  Universitario de la Princesa cuenta desde hace años con una consulta monográfica de espasticidad en el Servicio de Medicina Física y Rehabilitación, en la que se realiza el seguimiento y tratamiento de 60 pacientes mensuales con espasticidad grave, realizándose un abordaje multidisciplinar para el control de esta patología y las complicaciones derivadas. Sin embargo existen casos que no responden a las medidas físicas ni al tratamiento farmacológico oral o intramuscular, y por tanto precisan un abordaje más intensivo.

En los casos de espasticidad resistente a tratamiento en pacientes con elevadas tasas de discapacidad, la implantación de una bomba intratecal de baclofeno puede resultar un tratamiento muy eficaz para incrementar la calidad de vida. La terapia consiste en una dispositivo que administra una solución que entra directamente en el sistema nervioso central, aumentando significativamente el efecto beneficioso del fármaco y minimizando los efectos indeseables.

Se trata de un dispositivo complejo que requiere una manejo integral para su implantación y un estrecho seguimiento para evitar complicaciones. El desarrollo del protocolo de implantación de las bombas de baclofeno intratecal ha completado el abordaje global y multidisciplinar de los pacientes con espasticidad.

Abordaje multidisciplinar
En el último año la coordinación del Servicio de Rehabilitación, Neurocirugía, Neurología y Anestesia ha conseguido que se consolide la Unidad de Espasticidad como grupo de trabajo para el seguimiento de pacientes con espasticidad grave y elevada complejidad terapéutica. La implantación de bombas de baclofeno, supone una opción terapéutica para estos pacientes.

La experiencia ha sido un éxito hasta el momento con elevada satisfacción por parte de los pacientes y una efectividad clínica demostrada. Presentan una mejoría significativa de su calidad de vida así como  una menor sobrecarga para los cuidadores. Igualmente se ha disminuido el tratamiento con otros fármacos antiespásticos orales o infiltrados.