Cardiólogos del Hospital Clínico abordan la problemática de la endocarditis infecciosa

http://www.comunidad.madrid/sites/all/themes/drpl/logo.pngComunidad de Madrid
cms-sys-admin

EN UNA JORNADA MULTIDISCIPLINAR

A pesar del espectacular avance en el diagnóstico y tratamiento de las enfermedades cardiovasculares, la endocarditis infecciosa (EI) sigue presentando una elevada mortalidad. De este hecho y de la necesidad de un abordaje integral de esta infección que se produce en las válvulas y cavidades cardiacas, surge la idea de organizar esta jornada, por parte del Servicio de Cardiología del Hospital Clínico San Carlos.

23 mayo 2016

Una de las características de esta patología, es la implicación que demanda de un equipo multidisciplinar para su manejo, un verdadero “Endocartidis Team”, comenta la doctora Carmen Olmos, una de las organizadoras de esta jornada. Así, no sólo cardiólogos y cirujanos cardiacos, sino también médicos especialistas en Medicina Interna, Microbiología, Anatomía Patológica, Urgencias, Medicina Intensiva o Medicina Nuclear,  a menudo están comprometidos en el proceso diagnóstico-terapéutico de esta patología.   

Un proceso infeccioso
La EI es la infección del revestimiento interno de las válvulas y cavidades cardiacas (endocardio), producida por un microorganismo, generalmente bacterias, que crecen formando unas estructuras características conocidas como vegetaciones.  Aunque puede aparecer en pacientes sanos, es más frecuente en pacientes con válvulas protésicas, en cardiopatías congénitas, o en pacientes con endocarditis previa. También es frecuente en toxicómanos por vía intravenosa.

El crecimiento de estos microorganismos y la respuesta del sistema inmunitario para controlar la infección pueden ocasionar alteraciones en la función de la válvula sobre la que asienta la endocarditis. También pueden formarse “acúmulos de pus” y producirse embolias, al desprenderse un fragmento de la vegetación y migrar por el torrente sanguíneo hasta que se impacta en un vaso sanguíneo, comprometiendo el riego sanguíneo de esa zona del cuerpo.

El perfil de este tipo de pacientes ha experimentado un cambio importante en las últimas décadas.  “Afecta cada vez más a personas de avanzada edad con problemas valvulares previos, principalmente portadores de prótesis. Antes era una enfermedad que padecían fundamentalmente personas con enfermedad reumática, algo más jóvenes”, afirma el doctor David Vivas, cardiólogo del citado Hospital Clínico.

Difícil diagnóstico
Al ser una enfermedad poco frecuente, puede pasar desapercibida a médicos y cirujanos, lo que conlleva un diagnóstico tardío”, explica el doctor Isidre Vilacosta, coordinador también de esta actividad, quien propone como posible solución al problema la creación de grupos multidisciplinares de endocarditis infecciosa en hospitales de referencia.

Además del diagnóstico, el programa de la jornada se centra también en el análisis de la situación actual de esta patología, su profilaxis y su tratamiento médico-quirúrgico. También se repasan las mejoras en las técnicas microbiológicas, los procedimientos quirúrgicos, la ecocardiografía y el futuro en la investigación en EI.